La presión cinegética sobre el conejo se mantendrá todo el año en El Bierzo

La Junta de Castilla y León autorizará que se incremente la presión cinegética sobre el conejo durante todo el año como medida para frenar los daños que los viñedos de la zona de El Bierzo están sufriendo por la acción de estos animales. Además, se autorizarán otras medidas complementarias como el desbroce de fincas o la quema controlada de matorrales durante el invierno.

Estas medidas se han tomado en el marco de una reunión mantenida esta mañana por el delegado territorial de la Junta en León, Guillermo García, con los alcaldes de Toral de los Vados y de Cacabelos, la alcaldesa de Villafranca del Bierzo, el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo, y los responsables de varios cotos de caza. En el encuentro también estuvieron presentes los jefes de los servicios territoriales de Medio Ambiente y de Agricultura y Ganadería.

Guillermo García manifestó su compromiso para conciliar los intereses de los afectados, tanto de viticultores como de cazadores y propietarios de los cotos, e hizo un llamamiento a «trabajar de forma conjunta en un problema que es de todos, porque no se trata de señalar culpables, sino de buscar soluciones».
 
El delegado ha explicado que desde la Junta se actuará permitiendo una mayor presión cinegética sobre el conejo en las zonas afectadas durante todo el año, y se planificará una actuación sobre el hábitat de este animal a través de desbroces de fincas y quemas controladas durante los meses de invierno.
 
El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bierzo, Alfonso Arias, ha expresado su preocupación ante la actual situación, y ha explicado que a día de hoy hay más de 100 hectáreas de viñedo dañadas, una superficie muy grande teniendo en cuenta que nos encontramos a comienzos de la temporada.
 
Por su parte Javier Martínez, gestor de varios cotos de la zona afectada, ha explicado que la gran población de conejo que se da en este área es consecuencia de los terrenos no cultivados, que se han poblado de matorral y constituyen un refugio para este animal. Además, ha asegurado que por parte de los cotos se están realizando labores de descaste, y ha señalado que durante la campaña 2011-2012 se han cazado en los cotos de Cacabelos, Villafranca y Toral alrededor de 18.000 conejos.
 
Los responsables de los distintos ayuntamientos afectados manifestaron su disposición para atajar los daños causados en el viñedo y expresaron su intención de promover desde los municipios la limpieza de las fincas con matorral, que parecen ser uno de los focos principales del problema. En este punto, Guillermo García se ha comprometido a asesorar a los ayuntamientos en el desarrollo de ordenanzas para que los propietarios de las fincas se encarguen de su limpieza y desbroce.
 
El delegado territorial mantendrá una próxima reunión en El Bierzo con alcaldes, propietarios de cotos y viticultores para evaluar la evolución del problema y sus posibles soluciones.

Deja un comentario