Varias compañías aéreas ponen restricciones para viajar con armas

En los últimos meses varias compañías aéreas han implantado normas prohibiendo o complicando el transporte de armas de fuego desde o hacia determinados destinos internacionales de caza.

Las compañías norteamericanas son las que más problemas están poniendo a los aficionados a la caza que desean llevarse a sus cacerías internacionales sus propias armas y municiones. Por ejemplo, US Airways ha decidido no transportar armas de fuego hacia o desde España, según informa Bruno Rosich de Trophy Hunting Spain. Por su parte, United Airlines no permitirá viajar con armas de fuego hacia o desde Dinamarca o Turquía. Además, esta línea aérea recuerda a los pasajeros que deben obtener un permiso de tránsito si vuelan con escala en los Países Bajos.

En el caso de la compañía American Airlines todavía no se aceptan las armas de fuego si el destino es Reino Unido, política que lleva en vigor desde septiembre de 2007. A pesar de ello, cada año hay cazadores pillados por sorpresa y que se ven obligados a dejar en casa sus armas de fuego o confiscadas en Londres.

Otro caso significativo es Royal Air Maroc, que impone una tasa de 150 euros por el maletín de las armas y otros 150 euros por el de las municiones por cada trayecto, por lo que volar con armas a cualquier destino con esta compañía implica un coste extra de 600 euros si uno quiere llevar su propio rifle y munición.

Por tanto, y con el fin de evitar problemas con las líneas aéreas que rechazan nuestras armas de fuego, hay que revisar siempre la política de equipajes antes de reservar un vuelo para una cacería, y de nuevo comprobarlo antes de la fecha de vuelo.

Deja un comentario