El exbaloncestista Yao Ming participa en un documental sobre furtivismo

Yao Ming alimentando a un rinoceronte blanco en la reserva que la organización Ol Pejeta Conservancy posee en Nanyuki, al norte del país.
El ex jugador de baloncesto chino Yao Ming está estos días en Kenia, participando en el rodaje del documental The End of the Wild, que pretende mostrar la importancia del turismo medioambiental y denunciar, al mismo tiempo, la actual amenaza del furtivismo sobre especies tan emblemáticas de África como el rinoceronte o el elefante.

Ming, retirado de la alta competición el pasado año, viajó hasta Kenia el 10 de agosto para tomar parte en este documental, en el que no sólo se le verá disfrutando de las mismas rutas turísticas que muchos otros visitantes, sino también mostrando, en entrevistas con científicos, los aspectos menos conocidos de la vida de elefantes y rinocerontes.

De esta manera, Yao Ming se encontrará en Kenia con Iain Douglas-Hamiltin, de Save the Elephants, Richard Vigne, de Ol Pejeta Conservancy, y Daphne Sheldrick, de la organizaciónn David Sheldrick Wildlife Trust, todos ellos dedicados al estudio y la conservación de estas especies amenazadas.

El exbaloncestista también tendrá asimismo la oportunidad de ser testigo directo de las operaciones de patrullaje antifurtivismo, que a menudo se enfrentan con los furtivos con armas de fuego. En el rodaje también se contempla la visita de Ming a los depósitos del Servicio de Medio Ambiente de Kenia (KWS) de marfil incautado, guiado por el director del servicio, Julius K. Kipng’etich.

La participación de una figura tan conocida en China como Yao Ming en un documental de estas características no es meramente anecdótica. Siendo China el mayor consumidor de marfil y cuerno de rinoceronte ilegales del mundo, y con expectativas de ver incrementar la ya gran demanda interna de estos productos ante el imparable crecimeinto de la economía de aquél país, resulta vital dar a conocer a los consumidores chinos la realidad del problema y el impacto que la compra de estos artículos tiene en los países donde residen elefantes y rinocerontes. Y si ese conocimiento se hace a través de alguien tan querido por los chinos como Ming –condecorado en 2005 como ‘trabajador modelo’ por el Gobierno chino–, el alcance y capacidad de impacto que puede tener el documental será mucho mayor.

Deja un comentario