La caza con perros del oso y el bobcat, prohibida en California

La propuesta de prohibir la caza del oso y del bobcat con perros de caza en California se convirtió ayer en ley con el apoyo del gobernador Jerry Brown. Aunque la Sociedad Protectora de Animales de los Estados Unidos celebra la aprobación de esta ley como “una gran noticia”, los cazadores locales han lamentado la decisión. La prohibición entrará en vigor el 1 de enero.

“Aplaudo al gobernador Brown para firmar esta medida que protegerá de los perros a osos, bobcats y otros animales salvajes”, dijo el autor del proyecto de ley, el senador Ted Lieu, en un comunicado publicado el 26 de septiembre, poco después de la Ley SB 1221 se firmara. “No hay nada deportivo en la caza de un oso agotado aferrándose a una rama de un árbol o de un bobcat acorralado. La caza de osos con sabuesos es ilegal en las dos terceras partes de los Estados Unidos. California se une ahora la gran mayoría de los estados que han abolido esta inhumana e innecesaria práctica”.

Por su parte, el asambleísta Jim Nielsen expresó su decepción por la decisión de Brown al firmar el proyecto de ley, calificándola de un ejemplo de “una pieza más de la cultura y del patrimonio cinegético en ser arrojado al olvido.”
De acuerdo con el Departamento de Pesca y Caza unos 5.200 cazadores usan perros en California hoy en día para la caza de estas especies.
“La actividad cinegética en California está sufriendo las consecuencias de esta innecesaria y costosa legislación”, dijo Nielsen. “He recibido miles de llamadas telefónicas y cartas de mis electores, así como de personas en toda California. Todos están preocupados acerca de cómo esta ley irá en contra de su tradición y su cultura. Comparto sus preocupaciones y me decepciona profundamente que el Gobernador haya decidido firmar esta normativa” , dijo Nielsen.
Mediante la promulgación de esta ley, el Departamento de Pesca y Caza estima una pérdida de 278.000 dólares al año por la pérdida de permisos para abatir estas especies, así como un posible aumento de unos 250.000 dólares anuales que serán necesarios para desarrollar un nuevo programa de seguimiento para controlar la población de oso negro y bobcat.
Biólogos estatales afirman que la población de oso negro ha aumentado en las últimas décadas, a cerca de unos 32.000 en la actualidad, y la población de linces también es muy floreciente.

Deja un comentario