Un bosquimano es apaleado y enterrado vivo por cazar un antílope

La policía paramilitar de Botsuana ha dado una grave paliza a dos bosquimanos, llegando a enterrar a uno de ellos en una tumba de poca profundidad, tras acusarlos de haber cazado sin licencia en la Reserva de Caza del Kalahari Central (CKGR por sus siglas en inglés).

Nkemetse Motsoko y Kebonyeng Kepese fueron arrestados en las cercanías de la comunidad de Gope, en la CKGR, después de matar a un eland (un antílope de gran tamaño).

Ambos habían sido demandantes en el histórico caso judicial, del que ahora se cumplen exactamente seis años, en el que se reconoció el derecho de los bosquimanos a vivir, y cazar, en su tierra ancestral.

Sin embargo, desde que los bosquimanos ganaron el juicio, el Gobierno de Botsuana les ha hecho la vida imposible, negándose, en contra de la ley, a emitir ni una sola licencia de caza.

Uno de los hombres, Nkemetse Motsoko, se desmayó presuntamente después de que la policía le cogiera por la garganta hasta casi ahogarlo, antes de arrojarlo a un agujero y cubrirlo de arena.

El interrogatorio del segundo hombre, Kebonyeng Kepese, fue menos violento después de que admitiera haber matado al animal, pero ambos fueron apaleados y retenidos durante tres días.

Un juez de Molepolole les ha impuesto una multa de 190 dólares a cada uno, una suma estratosférica para los empobrecidos bosquimanos.

Los hombres han sido puestos en libertad bajo fianza hasta febrero, pero se enfrentan a una pena de ocho meses de cárcel si no pagan la multa. Su violento arresto no es un caso aislado.

Las informaciones sobre intimidaciones, registros y acoso en la reserva van en aumento, especialmente alrededor de Gope, donde se han establecido dos campamentos de policía paramilitar.

Deja un comentario