Caza en Canadá. Oso y alce en New Brunswick

Black-bear

NEW BRUNSWICK

MÁS NEGRO QUE NUNCA… ¡POR FIN!

Fue en 2012 cuando me aventuré a conocer Canadá animado por un amigo. Él, aunque europeo, tiene allí una finca con una bonita casa cabaña de madera y me llamó para cazar el oso negro. Según me comentaba, en la zona había mucho oso y era una caza muy divertida.

La invitación me dejó algo descolocado, pues el oso negro no entraba dentro de mis ‘prioridades’ cinegéticas, claro, que la cosa cambió cuando empecé a documentarme sobre este animal, su caza y New Brunswick, provincia donde mi amigo tiene su propiedad.

Es asombrosa la capacidad que tenemos para generalizar sobre algo tan complejo y variado como si de una misma cosa se tratase. Pasa con África, hablamos de ella como un único ente, como un todo, cuando existen centenares de Áfricas según su caza, culturas y tribus, animales, paisajes y climas, políticas, etc. Lo mismo pasa con Canadá, un país que es casi veinte veces España y tremendamente variado. Cuando pensamos en ir a cazar a Canadá, pensamos en eso, Canadá, y no en Quebec, Yukón, British Columbia o la provincia más desconocida de todas, New Brunswick. Esta reflexión viene por mi estudio de la caza en las diferentes provincias, las densidades de población de cada especie, licencias disponibles, modalidades de caza, probabilidades de éxito, etc., estudio por otra parte obligado, ya que el principal motivo de mi viaje, además de cazar con mi amigo, era el de considerar la viabilidad de organizar un campamento de caza en la zona.

Mi primera impresión, como era de esperar, fue muy satisfactoria. Tras un viaje cómodo, inmensos paisajes, abundancia de osos y éxito en la cacería en el primer día. Cada vez tenía más claro que New Brunswick sería un destino ideal para la caza del oso negro. Sólo veía un inconveniente: la legislación actual no era muy favorable. New Brunswick

Aunque además de oso negro hay alce negro y ciervo de cola blanca, no era fácil desarrollar un programa combinado. Para empezar, sólo se permitían tres días de caza para el alce, en septiembre, cuando no era compatible con la caza del oso negro con rifle ni con la del ciervo, siendo el número de licencias que concedían para no residentes muy escaso. Si ya de por sí su caza es complicada, la temporada de ciervo con rifle comenzaba a finales de octubre, cuando la actividad del oso no suele ser la mejor y cazarlo con éxito era muy aventurado, por lo que el ciervo estaba descartado para un programa combinado. Con esto, las opciones se redujeron a desarrollar un programa específico de oso negro, uno por cazador y año, aunque, con suerte, si había licencias disponibles, se podían conseguir segundas licencias, pero ya entraba en juego la suerte y en una buena organización esto no se puede permitir. Como quedé tan fascinado con mi experiencia, me decidí a organizar un programa de oso negro y llevar adelante el proyecto del campamento. Pensé que si los cazadores quedaban tan contentos como yo sería fácil, pues yo fui a la aventura y sin nada organizado, nada podía ser malo… pero, ¡dichosas segundas licencias!

New Brunswick es una colonia inglesa y como tal son muy rigurosos en todos los estudios que desarrollan. En cuanto a las licencias, no ofrecen un número correspondiente al número de animales que esperan que se maten, sino que llevan un exhaustivo control estadístico en el que relacionan la población estimada según censos, el exceso de población motivo de caza, licencias concedidas en otras temporadas, licencias compradas, usadas y porcentaje de éxito, diferenciando para cazadores residentes y no residentes, por lo que, como nunca el éxito es del 100%, siempre se conceden más licencias para que, al final ,se mate el número de animales planificado. Magnífica gestión y control de la fauna la que lleva el Departamento de Recursos Naturales de la provincia en las veintisiete áreas abiertas de caza que tiene New Brunswick.New Brunswick

La gran noticia

Esa misma gestión es la que hace que este año escuchemos con sorpresa una gran noticia: ¡en New Brunswick se han ampliado el número de licencias de oso negro en dos osos por cazador y año, se permite su caza con rifle desde el 1 de septiembre y, además, amplían a cinco días el periodo de caza de alce negro! Esto se anuncia el 11 de agosto. El motivo principal es el considerable aumento de población de oso negro, un ligero aumento del alce y una política favorable a un turismo de calidad como el que mueve la caza.

Situación actual del oso negro

New Brunswick es una de las provincias con mayor densidad de oso negro. Con una población estimada de 16.500 animales, según el Departamento de Recursos Naturales, y una superficie de 72.902 km2, la densidad de osos es de 0,2/km2 (un oso por cada 500 hectárea). Si lo comparamos con Quebec, la población de osos es mucho mayor, de 70.000 animales, pero para una superficie de 1.667.926 km2, por lo que tenemos una densidad de 0,04 osos/km2, equivalente a un oso cada 2.500 ha, densidad cinco veces inferior a la de New Brunswick.Oso de New Brunswick

En 2013 se consiguieron abatir 1.566 osos en toda la provincia, cazándose en los sectores 20, 7, 16, 15, 10, 5 y 21, en orden de capturas de mayor a menor, el 51% de todos los osos de los veintisiete sectores.

Desde el 1 de septiembre de 2014 estará siempre disponible una segunda licencia de oso negro. Además, la temporada de caza de oso negro con arma de fuego es mayor, ocupando las tres primeras semanas de septiembre (la última sólo con arco y alce), octubre y primeros de noviembre, y desde mediados de abril hasta final de junio.

Según las estadísticas, el mejor momento para cazar es la primera semana de junio y la primera semana de octubre. Quizá ahora sean las primeras semanas de septiembre el mejor momento después de junio, pues antes en septiembre sólo se podía cazar con arco y los datos no se pueden comparar al mismo nivel.

Estos datos disipan cualquier duda que pueda tener el cazador que se proponga viajar a Canadá para cazar oso negro. Indiscutiblemente, ahora, New Brunswick es insuperable.

Oso de New Brunswick

Situación del moose canadiense 

El alce canadiense oriental, o alce negro, se distribuye por Ontario, Quebec, New Brunswick y Nueva Escocia. Más pequeño que el alce del oeste de Canadá, el SCI lo reconoce como subespecie y la puntuación mínima para puntuar es de 214”, mientras que la del oeste es de 274”. Aun así, son animales impresionantes y se pueden conseguir trofeos imponentes.

Los alces de New Brunswick lo pasaron realmente mal en el 1936, cuando, con una población escasísima, el Gobierno tuvo que cerrar su caza hasta los años sesenta, cuando la población superó los 8.000 alces. En 1981 eran ya más de 33.500 ejemplares los que vivían en las zonas pantanosas de New Brunswick, el hábitat ideal del moose. Entonces se concedían sobre 4.800 licencias. Pasadas otras dos décadas, la población subió a más de 60.000 y, sin embargo, bajó el número de licencias causado por un notable incremento del éxito en la caza, del 48%, según licencias consumidas.

El año pasado la población estaba muy próxima a los 70.000 alces, concediendo casi 4.700 licencias y con un asombroso éxito de caza del 72%. Cada año se están concediendo más licencias y el éxito es el mejor de todos los tiempos. Estos datos favorables han dado lugar a que se amplíe el periodo de caza del alce, pasando de tan sólo tres días de caza a cinco, coincidiendo con la última semana de septiembre.

Aunque son muchos datos los que juegan a nuestro favor, hoy sigue siendo complicado conseguir una licencia de alce para un no residente. Sólo se conceden cien para una demanda muy alta y el método es por riguroso sorteo, que se celebra a principios de febrero.

moose

Posibilidades de caza mayor

El panorama cinegético ha cambiado considerablemente en sólo dos años, desde mi primera visita a New Brunswick. Ahora todo es más favorable y atractivo para el cazador. Ya es viable, por fechas y periodos de caza, organizar un programa conjunto de alce y oso negro, además de poder cazar dos osos… Una vez en Canadá merece la pena y el precio del segundo oso es ridículo. Los mejores distritos de caza para el alce son los del norte y el distrito 7, muy próximo al distrito 16, donde está nuestro campamento. El programa de caza combinado sería de diez días de caza para oso negro y alce, teniendo ahora la flexibilidad de poder hacer primero los osos y después el alce o viceversa.

El calendario cinegético es el siguiente: 1 a 22 de septiembre, oso negro; 23 a 27 de septiembre, alce y oso negro sólo con arco; 29 de septiembre a 3 de noviembre, oso negro; y 15 de abril a 29 de junio, oso negro. Esto permite organizar las siguientes fechas de caza, aprovechando el mejor momento: oso negro de primavera en las primeras semanas de junio; tercera semana de septiembre para oso negro y cuarta para alce; cuarta semana de septiembre para alce y primera semana de octubre para oso negro.

En octubre, aunque la densidad de osos suele ser menor, el tamaño es considerablemente superior. Se estima un incremento de talla del 30% en esta época, desde la primavera.

El ciervo de cola blanca sigue estando fuera de juego de momento. Si todo sigue así, pronto podremos tener buenas noticias. Por ahora, tenemos el New Brunswick más negro que nunca…¡por fin!

New Brunswick

 

Por Leopoldo del Valle Yanguas -Trophy Hunting / www.trophyhunting.es

Deja un comentario