Cazando ciencia. Factores que afectan a la actividad nocturna del jabalí

El jabalí es una de las especies que más noticias genera últimamente por su aparición, casi siempre nocturna, en entornos cada vez más humanizados, poniendo incluso, muchas veces, en riesgo la integridad tanto de las personas como de animales domésticos o mascotas.

Por otro lado, el aprovechamiento cinegético de la especie cuenta, entre  otras de sus muchas modalidades, con las esperas nocturnas, de modo que es muy interesante conocer cuáles son los factores que afectan a su comportamiento para poder habilitar estrategias que contribuyan a mejorar su gestión.

Un estudio recientemente publicado por Brivio y colaboradores trató de analizar los aspectos que afectan de forma más notable la actividad nocturna del jabalí.

Para ello, realizaron capturas de jabalíes durante dos años en el norte de Italia y los fueron marcando con collares GPS que, a su vez, contaban con un acelerómetro, haciendo posible registrar la actividad del animal, además de su posición en cada momento.

Los autores pudieron observar de forma clara como la actividad predominante de la especie en todos los ejemplares marcados era nocturna y monofase, esto es, con un incremento progresivo de la actividad desde el atardecer para alcanzar un pico máximo en las horas centrales de la noche e ir disminuyendo hasta el amanecer, observando niveles muy bajos de actividad durante el día a lo largo de todo el año.

Además, comprobaron como las condiciones climáticas, principalmente temperatura, precipitación y humedad del aire influyeron significativamente en la actividad de los animales, de modo que los mayores picos de actividad se observaron en días con temperaturas bajas y niveles medios de precipitación aunque con elevados niveles de humedad relativa, mientras que la menor actividad se mostró en días de temperaturas elevadas y escasas precipitaciones.

También se pudo determinar que la luna influía en la actividad nocturna del jabalí, de modo que en las noches con más luminosidad la actividad era mayor.

Por otro lado, los autores trataron de establecer el efecto de la actividad cinegética sobre la actividad nocturna del jabalí, analizando los datos recogidos sólo durante la temporada de caza, comprobando que no se podían establecer relaciones significativas y, por tanto, dicha actividad no modificaba los hábitos de la especie.

Extraer conclusiones

De nuevo un estudio científico, aporta datos muy interesantes que, como sucede en tantas otras ocasiones con la ciencia, pueden ayudarnos a sacar distintas conclusiones y con ellas poder mejorar la gestión y, sobre todo, el aprovechamiento cinegético de una especie tan emblemática como lo es el jabalí. Si analizamos en profundidad los distintos parámetros del estudio, conseguiremos extraer datos de comportamiento esenciales para lograr una acertada gestión de la especie. CyS

Por Equipo Técnico de www.cienciaycaza.org • Fotografías: Redacción

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.