Los ‘monstruos’ de Domaine Laplanque

rchateau Laplaque1

 

Cómodamente instalado en un mirador, no me canso de ver el valle salvaje que tengo enfrente. Bosques de abetos, pinos, castaños, robles y hayas, matorrales de acebos, páramos de brezo que cubren los laderas mientras los primeros colores del otoño comienzan a pintar un ardiente paisaje.

Los grandes acantilados y algunos pedregales nos recuerdan que estamos en la media montaña. Los retazos de la brisa fresca del norte nos traen aromas de humedad de la noche que cae sobre las plantas de asfixiadas durante el día por un sol radiante. Aguzamos el oído escuchando los berridos haciendo eco en el valle. ¡La berrea de los ciervos comenzó, allí abajo, hace más de diez días!

PODRÁN LEER EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA REVISTA CAZA Y SAFARIS DEL MES DE JUNIO DE 2015, QUE YA ESTÁ DISPONIBLE EN SU PUNTO DE VENTA HABITUAL.

Deja un comentario