Punto de mira. Entrenamiento en el tiro con bala

Punto de mira

A punto de comenzar a oírse las primeras ladras rompiendo los jarales, los primeros latidos en lo profundo de los hayedos, no está de más dedicar unos minutos durante unas pocas jornadas, a tonificar nuestro estado de puntería. Es momento de repasar los equipos, de comprobar reglajes, municiones y monturas, pero, sobre todo, deberían ser estas semanas previas instantes para el entrenamiento, dedicándonos con ahínco a tonificar de nuevo nuestra puntería.

Deja un comentario