En el punto de mira. 7 mm, corazón de cazador

Como religiones enfrentadas dispuestas a imponer su fe, las familias de cartuchos compiten por demostrar su capacidad en los diferente terrenos del planeta. La caza media es, sin duda, la que más competencia genera, siendo también la que más aficionados reúne. Entre los diferentes diámetros con púgiles a la altura, destacan la horquilla que va desde los 6,5 hasta los 8,5 mm, siendo especialmente caliente el combate librado por los 7 mm y los .30″. Repase mentalmente un instante la nomenclatura conocida y verá como, entre estas dos cotas, se encuentran un gran número de los más conocidos y utilizados cartuchos de caza mayor.

Cabe, entonces, preguntarse el motivo de tanto éxito, estando ligado, por un lado, a sus características balísticas y, por otro, no menos importante, a tendencias políticas y mercados que imponen sus cotas frente al resto.

Nuestro protagonista es un diámetro europeo que ha conseguido afianzarse entre las marcas más activas en desarrollos de cartuchería, indistintamente de su nacionalidad. Sus posibilidades balísticas no se escapan a nadie, con comportamientos de vuelo y terminales cercanos al ideal para el tipo de especies que estamos tratando, dependiendo, claro está, del motor que lo impulse.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.