Perdiz con reclamo. ¡Comienza el espectáculo!

Cuando llega diciembre, los adormilados círculos de tertulia de perdigoneros, pajariteros, aguardistas, cuquilleros, jauleros, y demás seres que suspiran para que llegue enero, comienzan su despertar.

Los perdigoneros se reconocen por la calle, en el bar o en el trabajo. Hasta entonces, los del gremio cinegético te han preguntado cómo va la temporada, si funciona el perrillo que estás criando o has tirado algún buen venado. Pero llegado diciembre la pregunta cambia, muta de una forma casi mágica: ¿ya has recortado los pájaros? Y cuando oyes eso piensas con regocijo: «¡Coño, ya está aquí la caza del perdigón!».

Deja un comentario