Nueva remesa de órdenes de vedas

Fuente: Deia.com – Javier Atxa Arrizabalaga, 06/07/2012

Trece de las diecisiete comunidades han publicado ya la correspondiente y variopinta normativa que servirá para regular la próxima temporada de caza.

El tema no deja de ser serio para el cazador de a pie, ya que según en la comunidad que desee cazar deberá conocer bien la ley de caza allí vigente; algunas se parecen pero otras muy poco, y además contar con la correspondiente orden de vedas anual. Mejor si incluso la tiene impresa para poder repasarla de vez en cuando y evitarse así los sustos. Bueno, pues ya ha comenzado el baile de órdenes de veda y ya se puede acceder a las de Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla La Mancha, Castilla León, Catalunya, Galicia, La Rioja, Madrid y Navarra. Faltan de ser publicadas las de Ceuta, Comunidad de Valencia, Extremadura y la Comunidad de Murcia, además de las tres de Euskadi, que cada territorio cuenta con su orden distinta, faltaría más.

Conocer la normativa cinegética española por completo y al detalle resulta poco menos que imposible, gracias a la abundancia de detalles, regiones, territorios y hasta zonas en las que alguien regula sobre esto en particular. Luego se debe diferenciar por especies, modalidades, menor o mayor; incluso costumbres, horarios y fechas, convirtiendo en un galimatías infinito la tarea de estar al tanto de todo lo regulado. Digno de un título superior académico específico. Por supuesto, el mejor consejo, conseguir los papeles oficiales publicados, algo que internet favorece mucho hoy en día, imprimírselo en casa y, si es posible, llevárselo entre el amplio utillaje de caza, para poderlo consultar si se tercia en algún momento de duda, y siempre mucho mejor que en un apuro con la autoridad correspondiente delante. A sabiendas que siempre tendremos las de perder.

Y EN LA CAV En cuanto a nuestras órdenes, durante este mes o a comienzos de agosto llegarán las esperadas normativas. Si sirve de referencia el año pasado, la más temprana en publicarse fue la de Gipuzkoa, el 19 de julio, mientras que sus territorios hermanos de Araba y Bizkaia esperaron hasta el 3 y el 9 de agosto, respectivamente, para dar las fechas oficiales de la campaña de caza. En el caso de Bizkaia, a menos de quince días de la apertura de la media veda de la tórtola en buena parte de nuestro territorio.

Pero esto de esperar a más normas también lo saben los muchos miles de cazadores vascos que a mediados de agosto emigrarán a tierras castellano leonesas, porque la orden de vedas publicada el pasado viernes 29 de junio (BOCYL núm. 124) establece que la media veda no podrá abrirse antes del 15 de agosto, una fecha que deberá ratificar con una resolución la Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, tras oír a los consejos territoriales de caza y al Consejo de Caza de Castilla y León. Esta resolución el año pasado fue publicada el 22 de julio, y determina para cada una de sus nueve provincias las fechas hábiles, como máximo posibles, así como el habitual retraso de una semana para la tórtola y la torcaz. La determinación se toma como consecuencia de las previsiones de evolución de las cosechas y raro es el año que algunos cazadores, por abrir pronto o por estar ya cosechado en su zona de caza, están conformes. La fiesta siempre va por barrios.

En cuanto a La Rioja, otro destino predilecto de muchos vizcainos, la media veda se abrirá solo en los cotos que lo tengan contemplado en su plan técnico y será del 15 de agosto al 9 de septiembre los martes, jueves, sábados, domingos y festivos. La orden especifica que los titulares de los terrenos cinegéticos deberán regular la modalidad en función de la abundancia de especies autorizadas, así que si sale otro año flojo, muchos echarán el cierre de nuevo tras las primeras salidas. Y para quienes vayan a la vecina Cantabria, la codorniz, urraca y corneja negra comenzará el 19 de agosto, y las torcaces a partir del 1 de septiembre. Pero antes, léanse bien la orden correspondiente.

Deja un comentario