A la caza de una colonia de 80 cerdos vietnamitas abandonados en Armanello

Tener un cerdo vietnamita como mascota era una moda que proliferó hace unos años. Pero por lo visto, el tamaño que pueden alcanzar estos animales ha hecho que muchos compradores no quieran tenerlos en casa. En Benidorm, esa decisión se ha convertido en un problema y la Policía Local está luchando para erradicar una colonia de estos ejemplares localizada desde hace meses en la partida de Armanello.

El pasado verano se detectaba en una zona sin urbanizar de este barrio, muy cercana a bloques de viviendas, hoteles y apartamentos turísticos, esta plaga de cerdos vietnamitas que, hasta hace un mes, estaba formada por entre 70 y 80 animales, aunque no se descarta que pudiera haber más.

Al parecer habrían sido abandonados por personas que decidieron un día que querían tener a este animal como mascota, una opción que se puso de moda hace unos cuatro o cinco años. El coordinador de Seguridad Ciudadana de Benidorm, Carlos López, indicó que en ese momento mucha gente decidió comprar uno de estos ejemplares.

“Lo que no les dijo el vendedor es que estos animales crecen mucho”, añadió. Y es probablemente esta circunstancia la que ha hecho que se hayan abandonado tantos en Armanello ya que “las familias no pueden tenerlos en sus casas.

La presencia de estos animales por las calles de esta zona del municipio, tan cercana a alojamientos turísticos ha ocasionado más de un problema pero además supone un peligro ya que ya han causado varios accidentes de tráfico entre la avenida Bernat de Sarrià y en la antigua N-332 a su paso por Armanello. Eso sí, sin ningún herido grave.

Pero además, según López, en pocos meses se han recibido “entre 300 y 400 llamadas” de ciudadanos alertando de la presencia en su propiedad de uno de estos cerdos vietnamitas aunque pensaron que “era un jabalí”. E incluso, la policía ha constatado que los animales han accedido a las instalaciones de hoteles o apartamentos turísticos de los alrededores en busca de comida.

Autorización de la Conselleria para erradicar la colonia

Ante todos estos problemas y la existencia de una colonia suelta de estos ejemplares por Armanello, el Ayuntamiento de Benidorm decidió hace unos meses tomar medidas para evitar nuevos accidentes o posibles daños a viviendas de la zona.

La primera opción que se barajó fue intentar que alguna protectora de animales se hiciera cargo de ellos, posibilidad que quedó descartada ya que estas entidades no disponene  de los medios y espacio suficiente para atenderlos. Así, descartada esa opción, no quedó otro remedio que ponerse en contacto con la Conselleria de Medio Ambiente, que dio autorización al Consistorio para erradicar esta colonia de cerdos vietnamitas.

La solución: instalar un cebadero donde acuden los animales. Hasta el momento se han llevado a cabo dos batidas, una el mes pasado y otra este mismo miércoles. Allí se ha dado muerte, hasta ahora, a algo más de 25 ejemplares con disparos certeros que les producen el menor daño posible.

Estas batidas, que seguirán en las próximas semanas, las está realizando un cazador de fuera de Benidorm acompañado de dos agentes de la patrulla Rural de la Policía Local. López ha indicado que una empresa especializada y autorizada por la Generalitat para el tratamiento de residuos animales se está haciendo cargo de los cadáveres.

Pero los cerdos vietnamitas no son los únicos animales abandonados que han campado a sus anchas por Armanello. Hace unos años en esta misma zona se localizaron varios caballos también sin dueño. Entonces, el Ayuntamiento de Benidorm logró que una protectora de Elche se hiciera cargo de ellos y los trasladara a sus instalaciones.

Fuente: lamarinaplaza.com

Deja un comentario