Abatido un jabalí que creó problemas durante meses a vecinos Port de la Selva

Los Agentes Rurales abatieron ayer a un jabalí de unos 70 kilos de peso que llevaba meses presentándose a comer cada atardecer a una zona urbana del Port de la Selva (Girona) y estaba generado numerosas quejas y tensión entre los vecinos, ha informado hoy este cuerpo.

Debido a la continua proliferación de estos animales, alimentados por gente que incumple la normativa, los agentes rurales han tenido que acudir en los últimos meses a al menos una decena de localidades para eliminar ejemplares que se pasean por las zonas urbanas y representan un peligro.

La presencia de este jabalí macho en el barrio del Pla de la Ribera creó mucha alarma entre la veintena de familias que residen en esta zona rodeada de matorrales y campos porque el animal se presentaba cada atardecer puntual a las 20.00 horas a comer.

Algunos habitantes del barrio alimentaban al animal con fruta y pan, pero la mayoría de las familias estaban en contra de su presencia por el peligro que representaba para los niños, que habían tenido que dejar de jugar en la zona.

Ayer mismo, poco antes de que los agentes rurales le abatieran, una pequeña relató cómo días atrás estaba sentada en un muro y alguien lanzó comida, el animal se abalanzó donde estaba ella, pero no pudo alcanzarla porque chocó con un muro demasiado alto.

Tras las constantes denuncias puestas ante el consistorio y los mossos, y el peligro evidente que representaba para la población, hace unos 10 días los agentes rurales intentaron adormecerle con un dardo con anestesia, pero el animal, de grandes dimensiones, no se durmió totalmente y se alteró.

Se optó por dejarle, y ayer volvieron al lugar, apareció puntual como un reloj de detrás de los matorrales y en escasos segundos un agente rural le abatió de un tiro certero en el corazón.

La falta de depredadores naturales de jabalíes ha llevado a que haya una superpoblación de estos animales.

El Departamento de Agricultura, ante esta situación, hace que los agentes rurales actúen tanto cuando hay quejas como de manera preventiva cuando sabe de la existencia de casos de jabalíes cercanos a zonas urbanas.

En la demarcación de Girona son numerosas las localidades donde se da esta casuística y dos los agentes que actúan, prácticamente cada semana.

Los últimos casos se habían dado en Port-lligat (Cadaqués), Castelló d’Empúries, Banyoles, Cruïlles, en urbanizaciones de Platja d’Aro o en la propia ciudad de Girona, donde se les puede ver pasear en familia por carreteras cercanas a zonas verdes.

El Departamento de Agricultura calcula que en las comarcas de la Garrotxa y el Alt Empordà hay más de 15 jabalíes por km2.

Fuente: lavanguardia.com

Deja un comentario