La temporada en Cantabria arranca marcada por los nuevos cupos

Fuente: eldiariomontanes.es

Tras meses de espera, la Reserva del Saja (Cantabri) abre de nuevo sus puertas. Este domingo, quince cuadrillas debutarán en una temporada que se inicia, como todas, con la ilusión por bandera. Y no es para menos. La última campaña registró, con 1.401 animales, el récord de capturas, algo que deja bien a las claras que la Reserva goza, al menos en lo que a los jabalíes se refiere, de una salud excelente.
Este buen momento se ha podido constatar durante los últimos meses en las jornadas de perreo permitidas por la Administración. Hay jabalíes, como se suponía, y lo mejor de todo, están muy repartidos. Vamos, como en los últimos años, en los que la caza mayor en Cantabria está viviendo unos tiempos brillantes. Sin embargo, como siempre en los inicios de cualquier temporada, no todo son buenas noticias. Hay otras que no por sabidas dejan de ser un fastidio. La maleza, alta y abundante, será un hándicap para los aficionados que acudan a los diferentes lotes en estas primeras semanas de la campaña. Sólo los tiros más altos, los situados en brañas o sierras no demasiado pobladas de vegetación, se salvarán. En el resto de los puestos, las dificultades para poder acertar en el blanco se multiplicarán. Al menos, así será hasta que los primeros fríos echen abajo la maleza y los animales encuentren menos protección.
La falta de entrenamiento de los perros o la sequía de algunas zonas tampoco ayudan demasiado en estos momentos, aunque estos son problemas que el tiempo se encargará de arreglar. Los canes irán, poco a poco, cogiendo la mejor forma y las lluvias, sin duda, llegarán.
La temporada se inicia con algunas novedades respecto al último curso. La más significativa es, sin duda, la modificación de los cupos de capturas. Después de ser considerablemente ampliados hace ahora un año, la Consejería de Ganadería optó en su último Plan Anual de Caza para la Reserva, en el que se determina el desarrollo de la actividad cinegética en este espacio, por una cierta contención.

Por comarcas
Si en la pasada temporada, acuciados por el fuerte incremento de la población de jabalíes, los responsables de la Consejería establecieron unos cupos realmente altos, ahora han decidido recortarlos de forma más que considerable, incluyendo, además, otra novedad, como es el establecimiento de máximos diferentes dentro de una misma zona dependiendo de la calidad de los montes.
En Liébana se ha fijado un cupo de doce ejemplares para los montes de Arabedes, Panda Carrielda, Bicobres Norte, Bicobres Sur, Dobra Regaos, Dobra El Mazo, Arretuerto, Milebaños, Barajo y Fonfría. En el resto de lotes de la comarca sólo se podrán abatir ocho.
En la zona alta de Rionansa (Casal Norte, Casal Este y Bárcena Verdujal) se podrán abatir cinco jabalíes. En el resto de montes, el máximo será de tres. En Campoo, se podrán abatir cuatro ejemplares en los lotes de Soto, Proaño, Abiada, Tornero, Milagro y Mazandrero. El cupo se reduce a tres en el resto de la comarca.
También hay diferentes categorías en Cabuérniga. En Monte Aa, Rozalén, Valfría, La Cotera, Peña Colsa y La Mahílla se podrán abatir tres jabalíes por cacería, por los dos del resto de los montes de la zona. Valdeiguña es la única de las cinco comarcas en la que se mantiene un cupo fijo. Se pasa de los tres animales de la pasada campaña a los dos fijados para ésta.

Deja un comentario