Lalín prueba un repelente para jabalíes en fincas de Vilatuxe

Fuente: farodevigo.es

El compuesto aleja al cerdo mediante una barrera olorosa y un cebo con vomitivo

El Concello de Lalín (Pontevedra) prueba un repelente para jabalíes que podría contribuir a solucionar el grave problema de las incursiones en cultivos. La sustancia fue elaborada y facilitada por un grupo de biólogos de Vigo para su aplicación experimental.
El edil de Actividad Agraria, Manuel Fernández, asistió ayer en Vilatuxe a un ensayo de los técnicos de su departamento para probar el repelente. El Concello hará llegar pruebas del producto a algunos ganaderos afectados por el jabalí para que cotejen de forma experimental su capacidad para mantener alejados a los cerdos de las explotaciones.
Es un producto volátil que desprende unas sustancias odorivectoras con un olor desagradable para los jabalíes y los aleja de las plantaciones tratadas con este compuesto químico, explica el edil. Y añade que, aunque está diseñado contra los jabalíes, podría tener efecto frente a otras plagas sensibles a los aromas, como los córvidos o la oruga taladro del maíz. De este modo, “cumpliría una doble función, como antiplaguicida y como repelente para alejar a los jabalíes”, dice Fernández.
El elemento químico en pruebas se basa en procurar dos efectos: apantallar el olor del maíz con un aroma repulsivo e intenso y ofrecer un cebo con un emético –vomitivo– en las zonas de paso y tránsito de los jabalíes hacia las fincas, para conseguir un condicionamiento negativo a través de un estímulo adversivo, con lo cual a los animales que prueban este maíz que sirve de cebo les queda un recuerdo negativo y evitan de nuevo el paso. Ninguna de estas ideas es nueva, aunque “los productos empleados superan a los existentes en el mercado”, en opinión de sus creadores.

Deja un comentario