La crisis aleja la posibilidad de recuperar el coto social de caza

Fuente: menorca.info

Este domingo comenzó una nueva temporada de caza menor, y lo hizo de nuevo sin que la isla ofrezca la posibilidad de practicar la actividad cinegética en un coto social. Pese a que el conseller insular de Economía, Medio Ambiente y Caza, Fernando Villalonga, reconociera hace unos meses que la intención del Ejecutivo insular era la de convocar un concurso público para la gestión de ese espacio, finalmente no será así. “No hay fondos para gestionar el coto social. La situación económica actual nos obliga y así se lo hemos comunicado a las asociaciones de cazadores”, reconocía ayer el conseller.

Desde la Federación de Caza Balear, su delegado en la isla, Cristòfol Gomila, se pronunciaba ayer con cierta resignación: “Hace dos años que no tenemos coto social, y nos gustaría mucho poder contar con uno, pero entendemos que actualmente hay cosas más importantes”.
La temporada comienza con pocas novedades, pero una de ellas es que la Federación se hace cargo este año de la gestión de los denominados terrenos libres, espacios que hasta la fecha eran administrados por los ayuntamientos. Según Gomila, ello tiene sus pros y sus contras; por un lado implica más trabajo para la entidad, pero por otro han podido redactar un plan técnico para su regulación.
En total, Menorca dispone de 1.583 hectáreas libres repartidas por la geografía de toda la isla y en las que pueden actuar solo los cazadores federados. Explica Gomila que aproximadamente están dados de alta en la entidad unas 600 personas, una cifra que ha crecido notablemente en los últimos meses precisamente para poder desempeñar la actividad cinegética en esos espacios. Se calcula que en Menorca hay alrededor de 3.000 licencias, pero el número de cazadores ronda los 1.800.
Por otra parte, el conseller Villalonga reconoce que después de un primer año (las competencias se traspasaron al Consell el 1 de enero de 2011) en el que hubo algunos problemas en la tramitación de licencias y autorizaciones, “este año va todo a buen ritmo”.
En lo que se refiere a temporada de caza menor que acaba de arrancar, y que se prolongará hasta el 27 de enero de 2013, Gomila avanza que “se presenta bastante bien. Hay muchos factores que influyen, pero las previsiones son bastante buenas”. El delegado de la Federación balear aprovechó ayer para hacer un llamamiento y animar a los cazadores “a que disfruten de la temporada y respeten todas las normas para demostrar que somos personas responsables”.

Deja un comentario