La Reserva de Saja empieza a mostrar su mejor imagen

Fuente: eldiariomontanes.es

Los jabalíes comienzan a hacer acto de presencia y, en algunos casos, de forma abrumadora. Las mejores previsiones, al menos en lo que al número de ejemplares se refiere, comienzan a cumplirse, aunque, eso sí, las capturas no acaban de corresponderse con la abundancia que se aprecia. Todo llegará.

De hecho, hay montes en la comarca de Valdeiguña, de Campoo o de Cabuérniga en los que se han movido muchos suidos, aunque después los réditos, en forma de animales abatidos, no hayan sido demasiado espectaculares. Justo lo contrario ocurre en Liébana. Hay jabalíes, claro está, aunque no tantos como cabría esperar en esta zona, al menos en algunos montes. Sin embargo, por aquello de los cupos, en esta comarca las ‘perchas’ son mucho más aparentes.

Durante el último fin de semana destacó la comarca de Campoo ya que se ‘tocó pelo’ en todas las cacerías. Tres cayeron en Argüeso a manos de la cuadrilla de Jesús Fernández; uno en Abiada, donde cazaron los de José M. Polanco; uno en Villacantid, monte que batieron los hombres de José L. Gutiérrez; y otro más en Fuente Este, en donde actuó la cuadrilla del veterano montero Romanín Varela, que no falló.

Tampoco fueron mal las cosas en el Nansa. También se acertó en todas las cacerías. De Negreo Troncos, los de Ángel Pablo Alonso se bajaron con tres ejemplares. Con uno menos lo hicieron los de Ángel Visoqui y Alejandro Abad de Casal Norte y Hayedo Tejeo, respectivamente. Casal Este dio uno a los de Daniel Casanueva.

Las mejores batidas se dieron en Liébana, donde destacaron las de Santos Gómez en Fonfría Pico Jaro, con 10 ejemplares, y la de Jaime Parra en Dobra Regaos, que se hizo con ocho cerdos salvajes, uno más que los abatidos por Vicente Puertas en Arabedes.

En Cabuérniga merecen ser destacadas las batidas de Rozalén y Monte As. En ambos casos se cazaron tres ejemplares. En el primero, los de Juan M. Díaz y en el segundo, la cuadrilla de Fernando González. Por último, en Valdeiguña el único monte en el que se ‘tocó pelo’ fue en La Bacera, de donde los de Gregorio Gutiérrez se volvieron con dos ejemplares.

Deja un comentario