La campaña cinegética se inicia mejor que en los últimos años en perdiz, liebre y conejo

Es un año cinegético que fluye a contracorriente. El cazador repite siempre la frase: mal año agrario, malo también para la caza. Pues no. Esta vez, no. Mañana se inicia la campaña de caza menor y las previsiones son muy buenas. Después de muchos años de sequía, esta temporada sí. Hay abundancia de perdiz, liebre y conejo. La cosecha cerealista vino menguada, pero no así la de piezas, que parece que va a llenar el morral.

Los cazadores de la provincia llevan días preparando la apertura de la campaña. Con emoción después de años de escasez, llenando las cananas de cartuchos, sacándole brillo a las perchas. Preparando a conciencia el itinerario cinegético. ¿Por dónde empezamos?, ¿por el Gavión? Por donde sea. El que se canse, ya sabe, a comer a La Sierna, donde siempre.

Buenos augurios

¿Por qué este año cinegético se presenta bueno a pesar de que el agrario ha sido malo? José Antonio Prada, el delegado provincial de caza tiene la respuesta. Porque por la ausencia de heladas la cría de perdices se adelantó al menos quince días, lo que hizo que cuando se inicio la recolección cerealista, los perdigones ya andaban listos, fuera de peligro. También porque desde febrero empezó a crecer la población de topillos y eso sirvió en bandeja comida fácil para zorros y rapaces, que no se emplearon a fondo en las “patirrojas”. Y todavía hay una tercera razón: porque han aumentado las hectáreas destinadas al cultivo de girasol que ha dado protección bajo su robusta estructura a las especies.

La población de liebres es abundante, también más que en otras temporadas. Los focos de mortandad que se detectaron hace meses en Tierra de Campos parece que han cesado. Prada cree que más que culpar a la tularemia, hay que hacerlo a los productos aplicados para controlar la plaga de topillos.

Y el conejo, a excepción de algunos lugares cercanos a la capital, también es más visible que en otras ocasiones. Principalmente porque enfermedades como la mixomatosis y la hemorrágica-vírica han respetado a esta especie. Prada, que caza en la zona de la Guareña asegura que en esta comarca se han capturado en los últimos meses en torno a 2.000 conejos, principalmente en descastes, “y quedan más de otros tantos”. Los agricultores han denunciado daños en sembrados cerealistas y viñedos.

Cada vez son menos los cotos que abren el primer día de cazadero, al menos para todas las especies. Sí suelen autorizar la caza con galgo. La captura de perdiz se suele retrasar, sobre todo en el Bajo Duero un domingo e incluso más. “Es una buena fórmula. Tenemos que concienciarnos de que hay que cuidar la caza, mimarla y regular su captura al máximo. Menos días de cazadero y menos horas, no hay otra solución”, apunta el delegado provincial. El número de cazadores disminuye todos los años. Ya no llegan a cien mil en toda Castilla y León y en Zamora rondan las 9.000. Las causas hay que buscarlas en la escasez de piezas cinegéticas y a la carestía de las licencias, por encima de los 42 euros. También a este colectivo le está costando renovarse e incorporar jóvenes, aunque menos que a otros como el sector agrario.

vía La campaña cinegética se inicia mejor que en los últimos años en perdiz, liebre y conejo – La Opinión de Zamora.

Deja un comentario