Los ecologistas se oponen al plan para reintroducir la cabra montés en Laviana

Fuente: lne.es

La formación política y ecologista Equo mostró ayer su rechazo a la reintroducción de la cabra montés en Laviana. El Pleno del Ayuntamiento del alto Nalón aprobó recientemente -con los votos favorables del PSOE, el PP y Foro Asturias- una moción presentada por Foro en la que se recoge una propuesta de la Sociedad de Cazadores «El Raigosu» para recuperar en Peñamayor y los montes del concejo el «mueyu», la cabra hispánica (de la subespecie «victoriae») con fines cinegéticos. Equo considera que la «improvisación sobre introducción de especies cinegéticas puede acarrear problemas a agricultores y ganaderos del Alto Nalón» y se oponen a dar luz verde a la medida si no hay un estudio científico que la respalde.

 

En concreto, Equo expresó que cualquier acción sobre un ecosistema, sea para introducir una especie sea para controlar una población, «debe realizarse bajo riguroso estudio científico», un requisito que «no puede ser obviado por ninguna asociación de caza que lo solicite, ya que estas acciones pueden suponer una presión excesiva sobre los pastos de la zona lo que supondría un problema añadido a la ganadería, pero también a la vegetación». La formación teme que pueda reproducirse la situación del Sueve, «donde los gamos introducidos son un “problema” para los ganaderos de la zona pero también por el impacto en especies como el acebo o el tejo».

José Fernández, portavoz de la asamblea de Equo en la zona del Nalón y el Caudal señaló que desde la formación política y ecologista «no estamos a favor de la reintroducción de esta especie sin garantía científica y sin haber estudiado los impactos ambientales, sociales y económicos que tal decisión conllevaría». Y añadió: «Una decisión de este tipo no puede tomarse sin tener en cuenta los intereses de agricultores y ganaderos de la zona, haciendo primar únicamente el interés cinegético por parte de una asociación de caza».

El colectivo político y ecologista hizo hincapié en el «fracaso» que en muchos casos representan estas prácticas «por inadecuación del hábitat local o el exceso de predadores generalistas». «En Equo entendemos que al Ayuntamiento debe preocuparle más el abandono de las actividades agrarias frente a la polarización de numerosas fincas privadas hacia actividades cinegéticas, que es el principal problema de la expansión natural de animales como el jabalí. La alteración de la estructura demográfica tiene especial transcendencia para el futuro de los predadores naturales de otras especies, que se ven desplazadas por esta superpoblación», remarcó Fernández, que insistió en que «Equo considera primordial la defensa de la agricultura y ganadería de la zona del alto Nalón, así como la defensa de su ecosistema más rico en biodiversidad por estar mejor conservado. La agricultura y ganadería sostenibles son el sector económico y fundamental para la recuperación del empleo y para evitar el despoblamiento de la zona rural».

La subespecie de cabra hispánica que vivía en el norte de España, el «mueyu», se extinguió a finales del siglo XIX.

Deja un comentario