El Consejo Insular de Caza de Lanzarote acuerda iniciar el procedimiento para la aprobación del reglamento que regulará su funcionamiento

Fuente: cronicasdelanzarote.es

El Consejo Insular de Caza reunido la pasada semana en las dependencias del Cabildo de Lanzarote aprobó por unanimidad de sus miembros el inicio del procedimiento para la aprobación del Reglamento del propio Consejo que será elevado al pleno ordinario que tendrá lugar el próximo mes de enero; y que, tras su aprobación, regulará el funcionamiento del Consejo Insular de Caza de Lanzarote, así como el procedimiento de elección de los Vocales que representan a las sociedades de cazadores, de las asociaciones relacionadas con la defensa de la naturaleza y de las asociaciones de agricultores y ganaderos, con el objeto de contar con una amplia representación de los sectores afectados por esta actividad, según ha informado este domingo la Primera Corporación en nota de prensa.

 

Por otra parte, la reunión del Consejo Insular de Caza también permitió tomar el acuerdo, igualmente por unanimidad, de que “previa realización de los trámites pertinentes en el pleno de enero, el Cabildo de Lanzarote acuerde el canje de las licencias de caza expedidas por la propia Corporación en todas sus modalidades durante 2012, por licencias para el ejercicio 2013 sin coste alguno para los cazadores solicitantes en la misma modalidad para la que fue otorgada y siempre que sea solicitado por su titular”.

Como se recordará, el Consejo Insular de Caza acordó en la sesión extraordinaria y urgente celebrada el pasado 7 de septiembre, solicitar al Gobierno de Canarias la no apertura de la caza en Lanzarote de conejo con perro-hurón y cetrería y perdiz y paloma bravía con perro-escopeta, como consecuencia de la situación climatológica sufrida el pasado verano por varias olas de calor que afectaron gravemente a las poblaciones cinegéticas de la isla, y atendiendo a la petición en este sentido de los cazadores, manifestada por escrito con el respaldo de más de 300 firmas, aproximadamente, pidiendo el cierre de la temporada por la escasez de piezas, tras conocer las conclusiones de un estudio sobre el estado de las poblaciones cinegéticas de la isla sobre el que se emitieron dos informes en los que se aconseja “la no apertura de la veda en el presente año, para así impedir la sobreexplotación de los recursos naturales gravemente deteriorados por la marcada sequía y de esta manera preservar la escasa población actual para una posible y adecuada recuperación de la misma”.

Finalmente el Gobierno de Canarias atendió la demanda de Lanzarote y procedió a la publicación en el Boletín Oficial de Canarias de la modificación de la Orden de 27 de junio de 2012, que establece las épocas hábiles de caza para el año 2012, señalando que “No se autoriza la caza debido al estado desfavorable de las poblaciones de especies cinegéticas como consecuencia de las condiciones meteorológicas adversas, adoptándose esta medida con el objetivo de garantizar el aprovechamiento sostenible de este recurso”.

Sin embargo, todo este cúmulo de circunstancias y modificaciones ha llevado a que muchos cazadores de Lanzarote hayan solicitado la expedición de la correspondiente licencia de caza creyendo que, aunque con limitaciones, podrían ejercer la actividad esta temporada por lo que, al no haberlo podido hacer, el Consejo Insular decidió adoptar el acuerdo que permita canjear en 2013, sin coste alguno, las licencias expedidas en 2012.

En otro orden de cosas, en la referida sesión del Consejo Insular de Caza, la presidenta del órgano, y también consejera del Área de Medio Ambiente, Mónica Álvarez, manifestó la intención del Cabildo de aumentar el número de días de entrenamiento de perros de caza en la isla con la finalidad de conseguir que estos animales permanezcan encerrados lo menos posible. A tal efecto pidió a los representantes de la Sociedad de Cazadores que antes de fin de año soliciten los que crean convenientes para valorar su autorización, teniendo en cuenta que sean terrenos cuyo uso no afecte a la agricultura, a la riqueza cinegética, ni a sitios de especial protección. Igualmente, se acordó, al tratarse de un documento legalmente obligatorio y necesario para la gestión de la caza en Lanzarote, iniciar el procedimiento para llevar a cabo la redacción y posterior aprobación del Plan Insular de Caza cuya finalidad será la de definir un marco de actuación general y un modelo de organización cinegética basados en la estructura y clasificación de los terrenos de la isla, así como contemplar actuaciones especiales cuya ejecución se concrete en el tiempo a través de unos objetivos específicos.

Ya en Asuntos de la Presidencia, Mónica Álvarez informó al Consejo sobre la necesaria creación del registro de perros de caza con la finalidad de saber el número de perros que se dedican a la actividad cinegética y evitar también el abandono de estos animales al mismo tiempo que sean identificados, vacunados y dotados del correspondiente seguro de daños por sus titulares. Asimismo, la presidenta del Consejo aprovechó la ocasión para invitar a los cazadores a organizar conjuntamente con la protectora de animales SARA, nuevas jornadas de sensibilización en contra del abandono de podencos e intentar que estos perros sean adoptados como perros de compañía.

Por último, Álvarez informó a los representantes de la Sociedad de Cazadores sobre la necesidad de seguir con la campaña de siembra destinada a facilitar alimento a conejos y perdices y así alejarlos de los cultivos, para lo cual anunció que los granos y tractores del Cabildo estarán a disposición de los interesados una vez se facilite a la Consejería de Caza la autorización de los titulares de los terrenos.

Deja un comentario