Los cazadores disparan 2.500 cartuchos contra la procesionaria

Fuente: diariodemallorca.es

Integrantes de la Sociedad de cazadores de Selva llevan a cabo una campaña para paliar los efectos de la procesionaria (Thaumetopoea pityocampa) en los pinares públicos y los cotos del municipio.

 

Los cazadores dispararon, el domingo pasado, unos 2.500 cartuchos contra las bolsas en las que hibernan las orugas antes de bajar de los pinos y enterrarse para efectuar la metamorfosis a individuo adulto. Se trata de una munición no muy potente y con abundante carga de perdigones de bajo calibre.
Los cazadores se dividieron en grupos de dos o tres participantes y batieron los terrenos de las comunas de Biniamar y Caimari, así como los pinares de los alrededores del los núcleos urbanos.
Llorenç Palou, presidente de la entidad, sostiene que “este año parece no ser especialmente virulento en cuanto a afectación de la plaga, pero eso es siempre muy relativo ya que lo que hacemos es sólamente paliar sus efectos”. El cazador sostiene que “para eliminarla del municipio necesitaríamos unos recursos que no están a nuestro alcalde. Posiblemente no bastasen 200 cazadores y 20.000 cartuchos”.
La campaña que han llevado a cabo los cazadores la financia la propia entidad, que cuenta con una ayuda del Ayuntamiento. “Antes teníamos subvenciones del Govern pero el año pasado ya no nos la dieron “, dice el presidente. El concejal de Medio Ambiente, Tòfol Barceló, agradece “la labor que hacen para mantener el monte público en buen estado”.

Deja un comentario