Los cazadores de la Canal matan más de 500 jabalíes para evitar accidentes de tráfico

Fuente: levante-emv-com

 

Los dos principales tramos de carretera que recorren la Canal de Navarrés han registrado alrededor de 50 accidentes de tráfico con jabalíes involucrados de por medio desde que comenzó la recién culminada temporada de caza, en septiembre, lo que conduce a una estadística aproximada de entre ocho y nueve colisiones mensuales de pequeña intensidad.

 

En este mismo periodo de tiempo, los cazadores de la comarca y Enguera han conseguido abatir más de 500 ejemplares en las diferentes modalidades -ganchos, esperas, nocturnas y batidas- en los cotos habilitados, unas cifras que, según las fuentes consultadas, ofrecen una idea del aumento de población de estos animales en los montes de la comarca. Sólo en la carretera que une Bolbaite y Navarrés se han contabilizado entre 12 y 15 accidentes y entre 20 y 25 se produjeron en el tramo que comprende la CV-590 entre Estubeny y Enguera, que se suman a los registrados en los alrededores de Bicorp y Quesa. 

El presidente de los cazadores de la Canal, Vicente Martínez, achaca la proliferación de esta especie a la “mala política forestal” de las administraciones y lamenta los “muchos impedimentos” y trabas que tienen los monteros para conseguir los objetivos fijados y mantener a raya a las poblaciones de animales que representan una amenaza para el entorno. Martínez sostiene que el abandono de los montes -“es una vergüenza”, critica- es el causante de que los jabalíes “recorran hasta 30 kilómetros por la noche, atravesando otros términos y comarcas buscando comida”. En el monte, prosigue, “no tienes ni sitio para aposentar el rifle de toda la leña con la que te encuentras”.

El que lo paga finalmente no es otro que el agricultor. “Cada vez son más los que te llaman indignados porque les han destrozado la cosecha”, explican los monteros, cuya colaboración es estrecha y desinteresada con los trabajadors del campo. Los avistamientos de cada vez más jabalíes en las cercanías de cascos urbanos y en las carreteras preocupan en la comarca y han obligado a aumentar los periodos de caza.

 

Deja un comentario