Cruces capitaliza el mercado canino

Fuente: farodevigo.es

 

Vila de Cruces fue escenario ayer del principal mercado de perros de caza y su séptima edición concentró a medio millar de ejemplares de distintas razas. El recinto del campo de la feria se abarrotó de jaulas de canes, en su mayor parte de pluma o de caza mayor, que despertaron la curiosidad de los aficionados a la práctica cinegética. En el escaparate canino se pudieron ver animales a la venta por 40.000 euros, aunque en estas ferias las transacciones han mermado mucho en los últimos años por la crisis. También este tipo de citas, que en Cruces todavía mantiene el tipo.

 

Medio millar de perros concurrieron ayer a la séptima edición de la Feira de Cans de Caza celebrada en Vila de Cruces, una de las citas más importantes del calendario gallego, pero que también nota los efectos de la crisis.

La pasarela canina se abrió al público a primera hora de la mañana con la exposición de las distintas razas en jaulas instaladas en el recinto ferial. Los perros de caza mayor y los de pluma fueron los más numerosos en un evento que había arrancado el sábado con una prueba de agilidad puntuable para el campeonato de España de la modalidad. El colectivo presidido por Gonzalo Gómez Alonso (Sociedade de Caza de Vila de Cruces) ordenó una competición en la que se distinguieron, en cuatro grandes grupos, hasta una veintena de canes: los sabuesos, de pluma o muestra, agarre y podencos y sus distintos cruces. La mejor camada fue para un grupo de cachorros de raza pointer. Ya con el concurso en su recta final, en el que el conocido adiestrador afincado en Silleda Tony Lanzó hizo lucir a los ejemplares, el jurado acordó distinguir como mejor perro de la feria al Anglo-Francés “Beethoven”, propiedad de Secundino Carballo, del municipio coruñés de Cabanas.

Los galardones fueron entregados por concejales del grupo de gobierno; el alcalde, Jesús Otero, y el edil del BNG Xoán Blanco. Los propietarios de los animales ganadores recibieron trofeos y sacos de pienso. Ya con la feria casi rematada, se sortearon dos vales para otras tantas cenas, que se llevaron sendos vecinos de Cuntis y de la parroquia cruceña de Sabrexo. Y Albertina Machado fue la agraciada con un premio de 100 euros.

Pese a la caída en las cotizaciones de los perros de caza, en Cruces había criadores que tenían ejemplares a la venta por 40.000 euros, si bien las transacciones no fueron significativas.

Vecinos y visitantes abarrotaron bares del casco durante la mañana, en los que se servían tapas de jabalí, aunque algunos comentaban que la afluencia de público fue inferior con respecto a otras ediciones. Ya por la tarde se programó, como en años anteriores, una exhibición de rastro de jabalí en los terrenos anexos a la residencia de mayores.

 

 

Deja un comentario