Los jabalíes invaden las carreteras y zonas habitadas del Camp de Morvedre

Fuente: levante-emv.com

El aumento de jabalíes en las proximidades de los núcleos urbano y urbanizaciones de montaña ha llevado a La Federación de Caza de la Comunidad Valenciana a recomendar que se “extremen las precauciones”.

 

Principalmente entre los conductos que circulan por carreteras secundarias de El Camp de Morvedre, y entre los vecinos, dado el trasiego de estos mamíferos por estas zonas, que se ha visto incrementado en los meses de verano. “Deben poner todos los sentidos, circular a menor velocidad y evitar rondar por estos parajes cuando anochezca en el caso de que vayan paseando”.

Desde la Federación se explicaba que “son unas fechas complicadas porque aunque el jabalí cría durante todo el año, es en temporada estival cuando más lo hace y es muy probable ver a las crías cruzando la carreteras totalmente desconcertadas, lo que supone todo un peligro”, ya que se trata de animales que pese a no alcanzar su madurez pueden llegar a 40 kilos de peso, siendo todavía rayones.

La voz de alarma la han puesto varios vecinos de distintas zonas de la comarca, que se han puesto en contacto con Levante EMV para avisar de la presencia de estos jabalíes. Propietarios de varias casetas en la partida de Povichol relataban cómo se habían encontrado con “estos bichos en el Camino Viejo de Teruel. Imponen, me di un susto de muerte, menos mal que no tuve que frenar, porque a punto estaba de cruzar la carretera”, comentaba un afectado.

Otra joven que se dirigía a la urbanización del Perechil, narraba cómo veía un ejemplar de lejos por los pinos cuando se disponía a llegar a su casa. “No sabía lo que hacer, si acelerar, si ir más despacio; me dio pánico”, contaba. 

La elevada densidad poblacional de estos mamíferos obligó a la Conselleria el año pasado a prolongar los permisos de caza de cuatro meses a nueve, “prácticamente todo el año. Es la única manera que se tiene de disminuir el número de ejemplares”, añadían desde la Federación. De hecho, el tema “empieza a estabilizarse, pero aún sigue habiendo muchos”.

Este incremento ha traído consigo que aumente de forma considerable el número de denuncias y demandas a consecuencia de los daños que está generando este animal. La propia Federación revelaba que la media se sitúa entre tres y cuatro demandas al año por coto, un cifra que se ha duplicado en los dos últimos. Tanto es así que “hace cinco años tan solo el 50% de los cotos tenía un seguro de responsabilidad civil y ahora el 99% lo tienen” insistían desde la asociación de asociaciones.

Las causas de este incremento demográfico se encuentra en la mejora de los hábitats de estos animales, que coincide con el mal estado de la montaña. “Los montes cada vez se espesan más, están menos limpios con más matorral, se abandonan los cultivos y esto favorece la proliferación de jabalíes”. Sin embargo, pese a esta situación, la falta de comida que están padeciendo les obliga a bajar hasta el núcleo urbano en busca de ella, destrozado a su paso todo lo que encuentran”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.