Jabalíes: Castellón usará drones tras 24 siniestros en un mes

jabalies-finca-la-ropera

Castellón plantea el uso de drones y otros medios tecnológicos para controlar la población de jabalíes existente en la provincia de Castellón tras producirse 24 accidentes con cerdos salvajes en el último mes. Así lo explicó el director territorial del área de la Conselleria de Medio Ambiente, Toni García. 

Según publica elperiodicomediterraneo.com, García indicó que «es una herramienta que tenemos que estudiar a ver qué fruto nos puede dar en algunas zonas inaccesibles o dormideros» en los que la presencia humana podría espantarlos. Por ejemplo, afirmó, «en la marjal de Peñíscola, que quizá se refugian allí dentro, un dron con cámara nos puede ayudar».

«Las tecnologías pueden ayudarnos; tenemos que hacer uso de ellas para mejorar la gestión», señaló. Así, planteó que, con una inversión mayor, una cámara magnetotérmica que capta el foco de radiación del ser vivo permite detectar su presencia en zonas casi inaccesibles, para así evaluar qué población hay e incluso dónde dirigirse para abatirlos después. O cámaras de visión nocturna que se activan con el movimiento, para que no tenga que estar una persona 24 horas vigilando o contando.

«Vamos a hablarlo con la federación de caza y la intención es monitorizar todo lo posible las situaciones que nos piden de daños y estudiar con estas técnicas para ver qué nos pueden aportar para tener un conocimiento más exacto de lo que hay y autorizar más batidas o abatimientos o menos», manifestó García.

Por su parte, Máximo Belenguer, presidente de la Federación Provincial de Caza, ve «complicado ver un jabalí con un dron, pero todo sea probarlo y si luego funciona, de categoría», señaló.

Medidas a la carta

Por otro lado, García explicó que en puntos como la marjal de Peñíscola y les Goles del Millars no se autorizarán batidas especiales. «Si no hay garantías de seguridad personal, no hace falta autorizar batidas fuera de los planes técnicos de ordenación cinegética fuera de los vedados de caza», aseguró García, quien añadió que «no tenemos ninguna solicitud expresa por daños muy cuantiosos en una zona determinada» para autorizar batidas extraordinarias.

«Todos los cotos tienen su calendario de batidas de jabalís en su plan técnico. Si no sale nada excepcional, en principio no se van a autorizar batidas especiales», manifiesta. Según señaló, en puntos próximos a zonas urbanas no está previsto realizarlas, por cuestiones de seguridad, por lo que se va a actuar a la carta, ya que señala que «las batidas se realizan con arma larga, que tiene un alcance de un kilómetro, con un fusil que dispara balas. Hay que actuar con mucho cuidado porque ello supone un alcance muy importante y si hay carreteras, caminos, vías, gente haciendo actividades sería un desacierto para la seguridad personal».

Así, indicó, en esos casos, habrá que «buscar alternativas como esperas desde un puesto fijo, colocación de cajas trampa, arqueros, para aquellas situaciones donde no es conveniente el uso».

Cultivos

A su vez, resaltó que estas últimas medidas también pueden ser útiles en casos de tener que actuar en zonas agrarias. Así, apeló a, en función de las circunstancias del lugar, hacer un tratamiento individualizado de cada caso, ya que «en zonas de huertos en los que hay muchos cultivos, una batida con perros puede generar más daños que el de los animales que queremos combatir». «Preferimos estudiar caso a caso, en función de la presencia de gente, tipo de cultivo, etc», concluyó Toni García.

Publicado en elperiodicomediterraneo.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.