Guipúzcoa: detectan triquinosis en un jabalí abatido en Itziar

El Servicio de Fauna y Flora Silvestre de la Diputación Foral de Guipúzcoa ha detectado la enfermedad de la triquinosis en un jabalí que fue abatido el pasado sábado en las inmediaciones de Itziar, en el término municipal de Deba.

Según ha podido saber noticiasdegipuzkoa.com, el animal diagnosticado por la enfermedad (todos los años se detecta algún caso en el territorio) fue derribado en una batida autorizada por la Diputación, que se saldó con la captura de ocho jabalíes. El afectado por la triquinosis pesa “unos 70 kilogramos”.

Tal y como establece la normativa que regula la caza de jabalíes, la cuadrilla que participó en la batida de Itziar llevó los animales capturados a uno de los seis veterinarios rurales que realizan los análisis oportunos enGuipúzcoa. Precisamente, fue al obtener los resultados de esos análisis veterinarios donde se pudo diagnosticar de triquinosis a uno de los jabalíes abatidos; circunstancia que de manera inmediata (la tarde del pasado miércoles) se puso en conocimiento del Servicio de Fauna y Flora Silvestre de la Diputación territorial.

triquina en músculo de jabalíEste periódico puede confirmar que ayer mismo el citado servicio foral remitió una circular a la Federación guipuzcoana de caza, a fin de que difundiera entre los cazadores del territorio el hallazgo.

En su escrito el Servicio foral da cuenta del “diagnóstico de la triquinosis en las muestras tomadas a un jabalí abatido el pasado día 19 de noviembre en Itziar”. Asimismo, el informe explica que la triquinosis “es una enfermedad producida por larvas de Trichinella”; con la particularidad de que “en nuestro entorno la especie más común es la Trichinella spiralis”.

Eso sí, el escrito foral recuerda que en el año 2014 en Cataluña se diagnosticó la Trichinellla pseudoespiralis; lo que ha provocado la modificación del método de diagnostico: “En el pasado se ha utilizado el triquinoscopio para la detección de las larvas pero actualmente, conforme al Reglamento de Ejecución 2015/1375 de la Unión Europea, se debe de utilizar el denominado Método de la digestión”, que es el que ha permitido diagnosticar de triquinosis al jabalí abatido en Itziar. El servicio territorial también informa de que es “en las fibras musculares del animal, principalmente en aquellas que tienen mayor actividad como el diafragma, la lengua, o los músculos abdominales” donde se localizan las larvas que producen la enfermedad, que afecta “tanto a las personas como a otras más de cien especies de animales como el zorro, el caballo, el ratón…”.

 

Con su comunicado a la Federación de Caza la Diputación pretende poner sobre aviso a los cazadores del territorio para que no consuman carne de los jabalíes abatidos sin haber realizado los análisis oportunos.

Publicado en noticiasdegipuzkoa.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.