Las sociedades de cazadores extremeñas perdieron un 5% de miembros en 2013

Fuente: hoy.es

Las sociedades de cazadores de Extremadura perdieron una media del 5 por ciento de sus miembros durante el año pasado, debido principalmente a la crisis económica, aunque también a la difícil situación de la caza menor.

 

El vicepresidente de la Asociación para la Conservación de la Naturaleza y la Caza de Extremadura (Aconcaex), Serafín Cortés, ha explicado a Efe que 2013 fue un año «negativo» para las sociedades de cazadores. Cortés ha alertado de que para 2014 las previsiones no son mejores en tanto no mejoren las condiciones económicas de forma importante y se ponga freno a la disminución de especies de caza menor como el conejo.

Serafín Cortés considera que la situación de la caza en el último año ha empeorado debido a esta bajada en el número de socios, recordando que las sociedades de cazadores «son muy importantes» para la actividad y la economía extremeñas.

El representante de la asociación Aconcaex ha argumentado que esta bajada en los socios se debe principalmente a la crisis económica, pues hay miembros de las mismas que están en el paro o han visto reducidos sus sueldos.

Las sociedades de cazadores se nutren prácticamente de la población del municipio donde están ubicadas y en algunos casos para no renunciar a su «pasión» han solicitado pagar la cuota anual en 3 o 4 plazos.

Cuotas de 75 a 200 euros

Las cuotas anuales son muy variadas en las sociedades de cazadores de la comunidad autónoma, pues la horquilla está situada entre los 75 y los 200 euros.

Serafín Cortés recuerda que casi todos los municipios extremeños disponen de sociedades de cazadores y en algunos casos hay hasta dos entidades de este tipo por localidad.

Aunque la crisis es el principal causante de la bajada de números de socios, la disminución de la actividad de la caza menor en Extremadura durante la pasada temporada también ha influido.

Para Cortés, es «difícil» saber si una disminución de la caza menor hubiera influido en el número de socios en condiciones de bonanza económica, pero «lo que está claro es que los cazadores se quedan con menos actividad».

«En muchos casos, el alarmante descenso de especies de caza menor frustra a los cazadores, pues aunque haya sociedades dedicadas a la caza mayor, la primera también es muy importante», indicó Serafín Cortés.

No obstante, reconoce que este descenso de miembros no es una cuestión específica de Extremadura, sino que es algo que se está produciendo en todas las comunidades autónomas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.