Tres calles de Salamanca estrenan limitación de velocidad ‘por jabalíes sueltos’

El Ayuntamiento de Salamanca ha limitado la velocidad máxima permitida en las avenidas más próximas al río Tormes para evitar accidentes de tráfico por el asentamiento de jabalíes en este entorno.

Hasta ahora en el casco urbano de Salamanca no existían señales del modelo P-24, las que advierten del peligro por la presencia de animales sueltos. El pasado martes el Ayuntamiento las instaló en las avenidas más próximas a la margen izquierda del Tormes, vías en las que la velocidad máxima permitida se redujo también a 30 kilómetros por hora. El objetivo de la medida es evitar que los jabalíes, que se han asentado en las riberas del Tormes, provoquen un accidente de tráfico.

La nueva limitación a 30 km/h, por ahora de carácter provisional, afecta al acceso Sur a la ciudad, el tramo de la Vía Helmántica comprendido entre la rotonda de los Vetones y los Vacceos —junto a la iglesia Nueva de la Arrabal— hasta la glorieta de la Charrería —puente Sánchez Fabrés—. Dado que esta arteria sigue siendo de titularidad estatal, la Policía Local pidió este martes autorización para tapar las señales que prohíben circular a más de 50 kilómetros por hora para evitar confusiones en los conductores.

También la entrada a Salamanca por Buenos Aires se ha visto afectada por esta medida preventiva, puesto que se han ubicado las nuevas señales a ambos extremos de la avenida de Lasalle —travesía de la antigua N-620—. Igualmente se ha rebajado la velocidad máxima en toda la avenida de Padre Ignacio Ellacuría, desde Salas Bajas hasta el cruce con el paseo Lunes de Aguas.

Fuente: lagacetadesalamanca.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.