El monte, ¿es de todos…?

350 - El monte (1)

Ante un nuevo ataque furibundo (sobre todo de algunos medios generalistas) de los que nos quieren ‘echar del campo’, hemos recabado, y resumido, diferentes opiniones con el fin de poner a cada uno en su lugar.

 

La cosa empezó con la montería –de gestión y control de las más de ¡14.000 ciervas!, que amenazan la sostenibilidad del Parque– que organizó la Junta de Extremadura, en el Parque Nacional de Monfragüe, el pasado 8 de diciembre. Una cadena de televisión, La Sexta, ‘dechado de profesionalidad’ –sobre todo cuando habla de caza sin la más mínima idea e información sobre lo que está emitiendo–, alertada y en connivencia con Ecologistas en Acción –que desde el primer momento había conjurado a sus acólitos para ‘reventar’ la montería (tenemos pruebas)–, emitió un reportaje, en su programa Más vale tarde, presentado por Mamen Mendizábal (https://www.youtube.com/watch?v=-PSHruP-VU4), en el que aparecían titulares como Monfragüe entre disparos o Las balas silban entre nosotros. La tendenciosidad de dicha ‘desinformación’ es alarmante, tanto por el total desconocimiento sobre el tema, como, más grave aún, por la ocultación premeditada de datos objetivos.

También fue lamentable la intervención sectaria del naturalista anticaza (a pesar de haber cobrado de alguna revista  cinegética durante bastantes años), Joaquín Araujo; lo mismo que la de algunos hosteleros o miembros de asociaciones deportivas (ciclistas) defendiendo ‘su derecho a disfrutar’ de un monte que, entre otras cosas, pertenecía a una finca privada.

 

El ascua, a la sardina…

A partir de ahí, se monta un ‘belén’ en el que todos quieren pescar en río revuelto y arrimar el ascua… Elena G. Sevillano, en EL País, publicó un reportaje en el que recogía distintas opiniones del mundo da la caza –como las opiniones de los presidentes de la RFEC y la ONC–, así como de representantes de asociaciones micológicas o ciclistas y de algún otro ‘experto en gestión del medio natural’. Mientras que la RFEC ha pedido al Gobierno la prohibición del acceso al monte en los días de caza –en la futura Ley de Montes–, la ONC apela –como el mundo de la caza, en general– a que debe primar la seguridad por encima de todo y debe haber una regulación.

Los micólogos (seteros, más bien) y los ciclistas, reclaman –siempre según el reportaje de EL Pais– su ‘derecho’ a usar el monte cuando les venga en gana. Y el ‘experto’ en gestión de medio ambiente dice que el artículo 45 de la Constitución recoge el derecho a disfrutar del medio ambiente y, por tanto, no se puede otorgar, legalmente, derecho a los cazadores frente al disfrute público de los ciudadanos.

La cosa que, como hemos dicho, empezó con una montería de tantas, se complica. Y grupo un denominado Asociación RedMontañas (anónimo, como tantas ‘opiniones’ y grupúsculos de la Red) realiza una petición de firmas, a través de Change.org, pidiendo al ministro Arias Cañete que «Obligue a la Federación de Caza a mantener una Web informativa de Batidas y Monterías, y defienda así los derechos de los No Cazadores». Literal, con faltas de ortografía (uso de mayúsculas) incluidas. Entre otras cosas dicen que así se podrá consultar dicha web, «como las páginas meteorológicas», y hablan en nombre de los ‘no cazadores’, que son «el 99 % de la sociedad española». Son, estos ‘chicos’, de letras y saben poco de cuentas o, como tantos de los que atacan a al caza, no tienen ni pu… ñetera idea. La petición la avalan (a cierre de edición, más de un mes desde su publicación) ¡1.805 firmas! Inaudito… Hay más peticiones de este tema en el Change.org, todas de la misma calaña.

Para rematar el pastel, otro ínclito ciudadano, Luis Arribas (al que le hemos adjudicado en estas mismas páginas la gilipollez del mes), de profesión columnista en 20minutos.es, y corredor, escribe, con sapiencia infusa, su columna del 4 de enero con el título Correr por el campo podría ser imposible en España, y se despacha como sigue: «‘Es por la seguridad de todos’ (en referencia a lo que decimos los cazadores). ¿Suena a amenaza de los que llevan las armas? Lo es. Y es que armarse con escopetas y ocupar la mañana entre los aguardientes de las seis de la mañana pasa a garantizarse el uso del campo por delante de la bicicleta de montaña. O buscar setas. O correr enardecido por sendas públicas». O esto otro (en referencia a nosotros, cazadores y españoles): «España vive eternamente anclada en no perder lo único que le mantiene viva: un pasado inventado por unos pocos seres rancios y unos clanes de terratenientes a los que el populacho ignorante aplaude y vitorea». Sin comentarios.

A la vista del panorama, nosotros hemos querido publicar, también, la opinión de gente seria, montañeros que, por supuesto, también comparten y conviven en el campo con nosotros, los cazadores. Lean la página de al lado, merece la pena.

Y la mejor respuesta para todos estos… imbéciles, no es otra que : «¿Qué haces tú por el monte que tanto reclamas…?, y ¿cuánto pagas…?».

 

Por Redacción.

Deja un comentario