Escopeta negra: ‘ENDECA…y más’

images_wonke_opinion_antonio-mata_antonio-mata-foto-portada

Lo llevábamos avisando durante un tiempo.La chispa surgió, tal vez, que siempre hay condicionantes, con el excelente artículo que Camino Limia –defensora a ultranza del honor y los derechos de la caza y de los cazadores desde la legalidad, como abogada que es– escribió en esta publicación en nuestro número de febrero, Derecho y honor en la caza. Necesidad de una plataforma organizada

Esto coincidió con la denuncia que nuestro querido amigo y colaborador Michel Coya –Punto de mira– le plantó a uno de esos cientos, miles, de energúmenos que, aprovechando la impunidad, hasta ahora, de las redes sociales, amenazaba e insultaba a todo cazador viviente, y sobre todo a Michel, quien, por primera vez, y como ya informamos en nuestras páginas, recibió una sentencia favorable por parte de los jueces condenando al energúmeno. ¿Por qué tenemos que seguir aguantando las ofensas, injurias, insultos, amenazas, a nuestro derecho y nuestro honor, cuando estamos ejerciendo una actividad, una afición y una forma de vida, absolutamente legal, legislada y regulada, pagando nuestros muchos impuestos y contribuyendo con nuestro dinero, y mucho, a la biodiversidad y la sostenibilidad del medio natural?

¡Ahí nació ENDECA! Se consultó, de inmediato, a otro gran profesional, y sobre todo amante y defensor de la caza hasta las últimas consecuencias –además de gran amigo y colaborador habitual en esta publicación– José María Losa, que no dudó en sumar su trabajo y sapiencia en aras de sacar delante el proyecto. Se contactó con otros significados personajes del mundo de la caza, sondeando su opinión y sus ganas de lanzarse al ruedo –¡no lo dudaron!–, y se buscó el apoyo imprescindible de alguien dispuesto –dispuesta en este caso– a trabajar sin recibir nada a cambio, a llevar todos los trámites legales, a responder al correo y al teléfono, a llevar todos los trámites administrativos, a registrar y controlar a los futuros socios… a realizar un enorme trabajo en definitiva, Olga Torrejón, que se ha convertido en el alma de ENDECA. Y… ¡a caminar y a demostrar que somos lo que decimos que somos!

Ya está en marcha. Ahora, necesitamos su apoyo, el de ustedes. Necesitamos que todos aquellos que tanto tiempo llevamos diciendo las verdades sin ser escuchados, las digamos, ahora, en el juzgado, ante el juez, para que a estos ‘amigos del insulto y la amenaza’ no les salga gratis su osadía y su ignorancia. Necesitamos, también, su apoyo económico –la insignificante cuota de ¡15 euros al año!, sólo y exclusivamente para los trámites legales necesarios, abogados y procuradores sobre todo–, para que podamos sacar adelante nuestra tarea, que no va a ser sencilla ni fácil, no se crean… Aquí no va a cobrar nadie, y nadie es nadie, ni sueldos, ni dietas ni viajes ni nada que se le parezca, esto es, que nadie lo dude, un trabajo altruista y en defensa de nuestros derechos y nuestro honor, que lo tenemos como cualquier hijo de vecino, y que no puede ser mancillado por cualquiera que le venga en gana… Y necesitamos, por supuesto, sus denuncias. A partir de ahora, ¡el que se calle ya no tiene derecho a quejarse!

En breve seguiremos informando tanto de los protocolos legales a seguir, y de los avances de ENDECA, En defensa de la caza y de los cazadores. Las primeras denuncias ya están en marcha y, que no les quepa duda, que les vamos a dar la batalla. Con su apoyo, el de ustedes, ¡vamos a por todas!

Y con el ‘y más’ del título de este escrito, nos referimos a un nuevo frente abierto por la Federación de Caza de Castilla-La Mancha. Recibimos, hace unos días, con agrado y regocijo, la noticia que nos remitía el propio presidente de la Federación manchega, Juan de Dios García, en la que nos convocaba a todos, ¡sí, a todos los cazadores!, federados, no federados, de mayor, de menor y de cualquiera de las otras modalidades, a defender nuestra afición en la calle, demostrando, una vez más, y no nos cansaremos de repetirlo, que somos lo que somos y no lo que decimos.

El próximo 9 de mayo, en Toledo, En defensa de la caza y sus valores tradicionales, tenemos una nueva ocasión, única, de decirles a los ecologetas, que no a los ecologistas, que si ellos fueron mil, en su manifestación, nosotros somos ¡cien mil!, como poco, que no tienen derecho, ninguno, a imponernos ‘sus verdades’, a eliminar nuestras tradiciones, reclamo, galgos, silvestrismo; que no nos pueden cambiar a su antojo la media veda o prohibirnos la caza del muflón o el arruí… entre otras muchas prohibiciones que se empeñan en imponer.

¡Que somos muchos y somos más!, que somos ciudadanos honrados que, con el sudor de nuestra frente (y en muchos casos con el pan de nuestros hijos, por desgracia), practicamos una actividad –como decíamos más arriba–, una forma de vivir la vida, totalmente legal, ancestral y defendemos el medio ambiente y la biodiversidad, mal que les pese, rascándonos nuestros bolsillos, cosa que muchos aún tiene que demostrar… Y gritarles a la cara –a esos que, porque se creen que tienen votos, vienen amenazando con prohibir la propia caza–, que, como decía Cernuda, “…nosotros somos quien somos, ¡Basta de historia y de cuentos…!”.

¡Enhorabuena, Juan de Dios y Federación de Caza de Castilla-La Mancha, por motivarnos y permitirnos salir a la calle a defender lo nuestro!

Equipo Caza y Safaris

Deja un comentario