Caza Menor Caza y medioambiente. Antonio Conde Opiniones

Sí, la gran traición (contrarréplica a ARTEMISAN en el tema de las tórtolas), por Antonio Conde

tórtola europea. La gran traiciónComo ninguna buena acción deja de tener su recompensa en el infierno, la réplica que la Fundación ARTEMISAN dio a mi artículo La gran traición, tampoco puede dejar de tenerla.

Pongámonos en antecedentes.

La población de la tórtola en Europa ha disminuido; eso es algo que nadie hasta ahora ha discutido. Las causas sí son discutidas en un ambiente de plena contradicción dialéctica, que se parece más a una discusión bizantina sobre el sexo de los ángeles que a un intento de querer encontrar realmente las causas.

Las tórtolas ya no necesitan meterse unos cientos o miles de kilómetros de más

Todos estamos de acuerdo en que, desde hace algún decenio, la enorme mejora de la agricultura en el norte de África ha tenido como consecuencia que muchas de las tórtolas que antes cruzaban el estrecho se queden en Marruecos para su reproducción y cría.

Partiendo de esta premisa indiscutida, liarse en discusiones de galgos o podencos me parece fútil; salvo que la población mundial de tórtolas haya crecido enormemente, las que se quedan ahora en Marruecos, ya no llegan a aquí.

No se trataría de que la causa tenga que ser necesariamente que lo hemos hecho mal, sino de que otros lo han hecho bien. Y, así, las tórtolas ya no necesitan meterse unos cientos o miles de kilómetros de más entre pecho y espalda, porque en Marruecos encuentran lo necesario para su nidificación. Es una simple operación aritmética de resta: X-Y=Z, siendo X la población mundial de tórtolas, Y las que ahora se quedan en el norte de África y Z las que llegan ahora a Europa. Salvo que X crezca, el aumento de Y conlleva necesariamente la disminución de Z, que no la de X.

La caza de esta especie durante sus migraciones pre y post nupciales en Marruecos

Nunca he defendido algo tan absurdo como que todas las tórtolas sean ‘nuestras’, pero tampoco he mirado de lado ante algo tan comprobado y denunciado por la propia Comisión Europea, como es la caza de esta especie durante sus migraciones pre y post nupciales; y Marruecos lo hace hasta el abuso.

Es decir, que no se trata de que ellos y nosotros (y también los franceses) tiremos las tórtolas en el periodo que discurre entre el final de la cría de sus pollos y el comienzo de sus migraciones post nupciales, sino de que todos lo hagamos solamente durante aquel periodo.

Se trata de que los marroquíes no masacren una parte importante de las tórtolas antes de que pueden llegar y también a aquellas que llegaron aquí a criar o que nacieron aquí, porque entonces valdría de poco que aquí, incluso, ni las cazáramos.

Ustedes consideran que esas son muy pocas, lo cual me extraña porque, pese a que la propia Comisión Europea reconoce no tener cifras concretas sobre esta cuestión, sÍ afirma que es una de las causas de gran importancia de su disminución en nuestro continente. Y ya les digo yo que no pueden ser tan pocas, dado que, cuando los magrebíes, por el COVID, han estado confinados y no han podido dar la cera de costumbre, nos han llegado muchas más que en los últimos años.

El porqué del calificativo «gran traición»

Comprendo que se molesten cuando califico de «gran traición» su actuación en relación con la tórtola común y su caza, pero intentaré explicárselo.

Por ir avanzando mi contrarréplica, les diré que:

⇒ No es cierto que la Comisión Europea haya ordenado una moratoria de la caza de la tórtola bajo apercibimiento de sanción.

→ Por ello, no es cierto que la única forma de evitarla fuera una drástica disminución de las capturas.

⇒ Tampoco es cierto que su intervención (de ARTEMISAN) comenzase en 2019 (una vez iniciado el expediente de infracción) y salvando algunos muebles in extremis.

→ Sí mantengo que ustedes, en vez de defender a la caza, han asumido los criterios de los anti caza de la SEO (que copan los puestos de expertos españoles en el Comité Científico de la Comisión Europea), llegando a una caza en precario para conseguir una inútil defensa y a una casi prohibición de hecho.

⇒ Sí mantengo que ustedes han asumido la postura de los contrarios; que la caza en España tiene más culpa que la que se hace en Marruecos en plenas migraciones. Hasta ahora simplemente dicen que «denunciarán esos excesos» marroquíes, pero las limitaciones que ustedes han propuesto sólo se refieren a España.

→ Sí mantengo que las muy duras y limitativas medidas de caza impuestas en el 2020 se han hecho a su dictado.

⇒ Sí mantengo que tales medidas, ni respondían a una concreta exigencia de la Comisión Europea, ni serían necesarias si, ustedes, como la propia Administración, hubieran facilitado los datos que exigía la Comisión desde hace años.

la gran traición

Entremos en honduras gran traición

Bien, ahora que ya hemos fijado posiciones, entremos en honduras.

Dicen ustedes que «el pasado 2019, la Unión Europea remitió al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, así como a todas las comunidades autónomas, una carta instando a cumplir con el plan de gestión de la especie, que incluía una moratoria de la misma». Entiendo que se refieren a una moratoria de la caza.

Pues bien, eso no es cierto. Y no digo que mientan; simplemente que esa no es la realidad; que seguramente han confundido la naturaleza y el contenido de esa ‘carta’.

Pinchando aquí pueden ver la carta de emplazamiento.

Esa ‘carta’ ni siquiera se refiere al incumplimiento de plan alguno, sino al posible incumplimiento de la directiva AVES.

Lo que remitió la Comisión Europea (el concreto organismo de la Unión Europea autor del mismo) fue un emplazamiento para facilitar información y para efectuar «observaciones» ante el inicio de un procedimiento de infracción. Pero que nadie se altere; no es algo asimilable a un expediente administrativo sancionador español.

Los expedientes de infracción tienen más de información que de sancionadores, entre otras cosas porque en el peor de los casos no es la Comisión la que sancionaría, sino que elevaría sus conclusiones al tribunal de Justicia Europeo para que tramite el verdadero expediente del que, en su caso, derivaría la sanción. No es lo mismo, nooooo.

Pero, claro, si se confunde la naturaleza del acto, la Unión Europea (el todo) con la Comisión (la parte) y no se sabe qué es un procedimiento de infracción, es lógico que se lleguen a confundir en el verdadero contenido de esa ‘carta’.

La propia Comisión reconoce que el Plan de Acción de la tórtola común no tiene carácter vinculante gran traición

En ese emplazamiento lo que hace la Comisión es trasladar una serie de valoraciones, de criterios, informes y pareceres, que le han hecho llegar a la conclusión provisional de que España ha infringido la normativa europea.

Pero eso no es lo mismo que hacer suyas todos y cada uno de esos antecedentes, entre otras cosas porque ni tan siquiera todo lo expuesto en esos antecedentes sigue un criterio idéntico.

Es más, la propia Comisión reconoce que el Plan de Acción de la tórtola común no tiene carácter vinculante (al igual que todos los de su tipo y clase), aunque sí un valor científico de referencia.

Es decir, que sus conclusiones pueden ser discutidas, contradichas, sometidas a prueba contradictoria… Y ello hubiera sido lo más sensato, teniendo en cuenta que los expertos españoles en la Comisión son prácticamente todos de la SEO (anticaza recalcitrantes). Y quien no lo crea que lea el listado de expertos de cada país que intervinieron en la redacción del Plan de Conservación de la Tórtola, en su página 4.

Pinchando aquí pueden ver el Plan de Conservación de la Tórtola y en su página 4 los expertos españoles.

Pero parece que en este país, como paletos bien vestidos, todo lo que viene de ‘Uropa’ va a misa.

Pues no, señores; unas cosas sí y otras no, de igual forma que alegamos y recurrimos frente a los expedientes de inspección de Trabajo o de Hacienda en España, o las multas de tráfico cuando no estamos de acuerdo.

Mal asesor fiscal o laboral sería el que asumiera todo aquello que recogen en sus actas de inspección los correspondientes funcionarios, ¿verdad? Pues, mutatis mutandi

El emplazamiento y su contenido

Pero vamos a dicho emplazamiento y a su contenido. Sus conclusiones son las siguientes, y paso a transcribirlas literalmente:

La Comisión considera, por tanto, que;

⇒ por no haber tomado las medidas necesarias para preservar, mantener o reestablecer una diversidad y una superficie suficiente de hábitats para la tórtola común en España;

→ por no haber remitido a la Comisión toda la información pertinente sobre la población de la tórtola común en los ZPE, donde la especie está listada o debería estarlo en los cuadros 3.2 o 3.3 del formulario normalizado de datos;

⇒ por no haber designado los lugares más adecuados como ZPE para la protección de la tórtola común y, por consiguiente, no haber establecido ni aplicado medidas de conservación en las ZPE que garanticen la supervivencia y reproducción de la especie en su área de distribución;

→ por no haber asegurado que la caza de la tórtola común cumpla con el principio de utilización razonable de las especies

España ha incumplido las obligaciones que le incumben en virtud del artículo 3; apartados 2 y 3 del artículo 4; y apartados 1 y 4 primer párrafo del artículo 7 de la Directiva 2009/147/CE, relativa a la conservación de las aves silvestres.

La Comisión invita a su Gobierno, de conformidad con el artículo 258 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, a remitirle sus observaciones sobre lo que precede en un plazo de dos meses a partir de la recepción de la presente.

Una vez conocidas esas observaciones o si dichas observaciones no se le envían en el plazo prescrito, la Comisión se reserva el derecho de remitir, si procede, el dictamen motivado previsto en ese mismo artículo.

Varios puntos destacables gran traición

Llamo la atención sobre varios puntos;

De los cuatro puntos que se señalan como posibles incumplimientos, sólo uno (y curiosamente el último en exposición) va referido a la caza.

No dice ni afirma que la caza de la tórtola que se está realizando sea insostenible (utilización razonable), sino que tal cuestión no ha sido asegurada.

Mucho menos se dice que sea causa de infracción la caza en sí misma.

Es decir que, ante este emplazamiento, llegan «los nuestros», los que defienden a la caza y a los cazadores y la única medida que toman es asumir todo lo que se les expone de contrario respecto a la caza y centrar todos los problemas en esa misma caza; se proponen una serie de medidas que tienen como objetivo reducir las capturas un 50% respecto de años anteriores y todo solucionado. ¡¡¡¡Han salvado la moratoria de la caza de la tórtola que nadie pedía!!!!

Ahora bien, ¿realmente se pedía esa moratoria? En absoluto. Ya lo han comprobado ustedes.

España lleva años sin facilitar ‘bolsas de caza’

Algunos dirán que la petición de esa moratoria sí viene en los antecedentes, pero tampoco es cierto. gran traición

Lo que se dice en ellos hasta la saciedad es que España lleva años sin facilitar ‘bolsas de caza’ (resultados de abatimientos, vamos) y que por ello España no puede asegurar que en este país se practique una caza sostenible.

Asimismo, dicen que, ante esa obstrucción informativa, no pudiendo asegurar los datos de esas ‘bolsas de caza’, las posibles soluciones serían, bien una moratoria de la caza en tanto no se faciliten, bien una drástica reducción de las capturas. ¿A que no es lo mismo?

Cuestión importante es la fecha de recepción de este emplazamiento: 26 de julio de 2019. Y digo yo que lo más fácil hubiera sido empezar por los datos de abatimientos del propio 2019, pero por lo visto, todo es opinable.

Es importante saber que la propia Comisión parte de unos datos previos de población de tórtola en España, que oscila entre 1.370.000 y 2.285.000 parejas. También parte de unas cifras de abatimientos (alrededor de un millón cada año), sacadas sin duda de algún dato de la Administración ambiental, tan falso como todas las previsiones que hace. ¿Alguien piensa de verdad que en España llegamos en la actualidad a las 400.000 tórtolas cazadas? Si es que no hace falta ni maquillar resultados…

¿Se han degradado los hábitats de la tórtola común en España?

Podríamos y deberíamos discutir las opiniones de esos ‘expertos’ a los que cita la Comisión, beligerantes anti caza y por ello de absoluta parcialidad, que han pintado una situación catastrófica en España.

Me refiero a que tampoco es que esté de acuerdo con que los hábitats de la tórtola común en España se hayan degradado tanto como aseguran, como no sea puntualmente en la Cornisa Cantábrica, que es donde, además, mayor hincapié se hace en sus informes.

Pero lo que es sorprendente es que los representantes de la caza en España asuman como única responsable a la caza en nuestro país. Porque no se trata de inventar medidas, sino de cumplir las que se nos señalan o incluso discutir que sean necesarias.

No veo que el agro andaluz, castellano manchego o extremeño (donde se dan las mayores poblaciones de tórtola en España) haya variado sustancialmente como no sea para aumentar el arbolado agrícola, que todos reconocen como favorecedor del hábitat tortolero.

No veo que haya menos puntos de agua en el campo (más bien todo lo contrario).

Y no veo que haya habido un aumento de la cabaña ganadera que agote los rastrojos o las superficies herbáceas (todo lo contrario).

Y sí veo (como todos) que hay menos tórtolas. gran traición

Llegan menos tórtolas, no necesariamente porque haya menos

Como decía al principio, no creo que la mayor parte sea culpa de España, pero mucho menos de la caza en España.

Llegan menos tórtolas, no necesariamente porque haya menos, sino principalmente porque hay más competencia en hábitats. Pero, insisto, sí creo que hay una parte muy importante de tórtolas que llegarían a Europa que son abatidas durante sus trayectos pre nupciales.

De igual forma, creo que muchas más de las que cazamos en España son abatidas en Marruecos en sus trayectos de vuelta o post nupciales.

La propia Comisión lo ha apuntado, pero en España todos parecen perdonarlo. No sé la causa.

La gran traición

Lo que se trata es de reducir las capturas en un 50% gran traición

Por otra parte, me sorprende que ARTEMISAN diga que Marruecos cumple sobradamente con el respeto al periodo de reproducción y cría cuando comienza su caza el 1 de julio, porque «en esa época ya ha sacado mayoritariamente a sus pollos».

No es eso lo que dicen los propios informes marroquíes (¿Son los huertos de frutas marroquíes hábitats de reproducción adecuados para las tórtolas Streptopelia turtur? de Saad Hanane y Lahoussaine Baamal –https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/00063657.2010.518230–), en el que se muestra que en fechas posteriores aún se inician nidadas, como también que todavía hay un número importante de pollos en los nidos.

Pero paralelamente se me dice que el 15 de agosto aún quedan pollos en España en los nidos en «proporción significativa», cuando la misma Comisión y su propio Comité Científico reconocen que el 10 de agosto se puede dar por finalizada la época de cría.

La propia ARTEMISAN reconoce que podría haberse empezado a cazar el día 22, pero que de lo que se trata es de reducir las capturas en un 50%, razón que justifica el retraso de la temporada, la aplicación de cupos aún más duros y las exigencias de separación de más de 200 metros de siembras.

A buenas horas, mangas verdes gran traición

Mucho más me sorprende que ARTEMISAN me conteste diciendo que su intervención en defensa de la caza de la tórtola fue a partir de la famosa ‘carta’ de 2019, cuando lo cierto es que en ese mismo documento ya se cita al PIRTE (Plan de la Tórtola para la Península Ibérica, presentado por ARTEMISAN) como documento que ya adjuntó España el 29 de agosto de 2018 (apartado 37.1 del escrito de emplazamiento, página 17). Eso no es un simple error de fechas; es faltar a la verdad.

De poco debió valer el PIRTE cuando, meses después (todavía en el 2018) la Comisión Europea volvió a requerir información a España, especificando que «las medidas comunicadas no contenían datos específicos sobre la presión cinegética real sobre la especie» (Comisión dixit, que no yo. Apartado 38, página 17 del escrito de emplazamiento).

Es decir, que aquí nadie ha llegado in extremis a salvar el error de otros. Más bien todos son parte de él. Y desde 2018 al 2020 han pasado tres temporadas y sólo el día 1 de septiembre de 2020 la RFEC ha lanzado tímidamente una petición (casi un ruego) de que le faciliten datos de abatimiento. A buenas horas, mangas verdes. A liebre ida, palos a la cama.

la gran traición. Tórtola común

Creo que se ha traicionado a la caza

Resumiendo, que después de muchos años de «preocupación, de desvelos y trabajo» por la tórtola, aún nadie de los que tenían que hacerlo se ha enterado de que podremos seguir cazando tórtolas siempre que cumplamos unas condiciones ambientales (o que las discutamos y las contradigamos, que en gran medida sería lo procedente) y administrativas, así como que traslademos de una puñetera vez las ‘bolsas de caza’ y que quede claro que, a día de hoy, en España se matan muchísimas menos tórtolas de un millón, en vez de dejar ese cálculo a las ‘intuiciones’ de los de la SEO y de la señora Moreno-Zárate, investigadora del IREC.

Por todo ello, considerando que se ha puesto el punto de mira en exclusiva en la caza; considerando que no se han discutido los datos sobre capturas; estimando que, en vez de aportar datos reales sobre capturas, se ha optado por disminuir drásticamente la caza de la tórtola a ciegas y sin datos reales de referencia; considerando que no se ha dicho la verdad sobre la situación administrativa de la tórtola; considerando que se ha ocultado la real intervención en el problema de los replicantes, creo que se ha traicionado a la caza.

No hacía falta ningún PIRTE y sí hacer frente con valentía y realidad a las tergiversadas afirmaciones de los anti caza.

Y, miren, si no son capaces de ver la trascendencia jurídica de los actos de la Comisión y de interpretarlos, háganselo ver porque, teniendo a un pedazo asesor jurídico como es Jorge, eso es que, ni se lo han encargado, ni se lo han enseñado. ¡Manda…!

La confrontación de opiniones es importante y positiva gran traición

Y lo que más miedo me da es que ya anuncian que la codorniz va detrás y por el mismo camino. Visto lo visto no es de extrañar. ¡Cuerpo a tierra, que vienen los nuestros!

Con todo, como la confrontación de opiniones es importante y positiva, y creo que también lo es la colaboración, aprovecho estas líneas para ofrecer la mía desinteresadamente, que yo jamás he cobrado un duro por defender a la caza.

Que no crea nadie que estoy en una campaña de derribo a ARTEMISAN (aunque reconozco que desearía que la RFEC se limitara a organizar competiciones), porque pienso que es la institución cinegética que tiene que liderar los estudios técnicos y ponerlos en valor. Es quien debe hacer frente técnica y científicamente a los SEO, Ecologistas en Acción y a alguno del IREC.

Créanme que mi crítica va desde la aceptación, de igual forma que me molestan las cantadas del portero de mi equipo y disfruto con las del contrario.

gran traición Un artículo de Antonio Conde Bajén

Artículos relacionados gran traición

Sobre tórtolas y codornices; la gran traición, por Antonio Conde

¿La gran traición? Respuesta de Artemisan al artículo ‘Sobre tórtolas y codornices; la gran traición’, de Antonio Conde

gran traición

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.