‘Valdelosajos-Lanchares’, con Monteros de Encinasola

Nublada, venía la mañana del pasado 11 de febrero, fecha, en la que Monteros de Encinasola tenía la intención de cazar la mancha de ‘Los Lanchares’, dentro de la mítica finca de su calendario de ‘Valdelosajos’.
El hotel de la localidad onubense se convertía una vez mas en punto de reunión de los cazadores que, citados por Paco Borjano y Hugo Larrubia, acompañarían en esta penúltima jornada de la temporada a este club de monteros.
La amenaza de fuertes lluvias era la tónica general de las conversaciones en la previa al sorteo, que vino tras el típico desayuno y las últimas indicaciones sobre el estado de la mancha y puntos a tener en cuenta.
El Cierre del Puente y el de los Eucaliptos eran los primeros en sortear tras los puestos de movilidad reducida ,y por lo tanto, los primeros en desfilar hacia el cazadero.
La finca, que no dista demasiado del punto de reunión, tenía abundantes rastros que saltaban a la vista conforme se adentraba uno en el cazadero, y ya antes de la suelta se había escuchado algún disparo, lo que hacía presagiar una buena jornada.
Con la vista puesta en el cielo, los paraguas a mano y la atención al tiradero, los monteros aguardaron hasta las doce del mediodía, cuando los perreros soltaron colleras y comenzó el baile.
Los primeros compases monteros fueron todo un aluvión de lances, unos acertados, otros fallidos, y los conductores de las rehalas detuvieron el paso en este primer tramo, dejando a sus compañeros sacar en solitario las reses y moverlas a los puestos, que no dejaban de foguear.
Una vez calmado el fragor fueron recorriendo la mancha, que se cazó al choque, y la vuelta fue mas rápida intentando huir a la lluvia que ya comenzaba a hacer acto de presencia, y los monteros se retiraron hasta el cortijo de la finca, donde disfrutaron de la comida mientras se sacaban las reses.
Esta mancha, con tiraderos de balcón, la inmensa mayoría dentro de barrancones, es complicada de sacar. Esto, sumado a un par de percances con remolques y acémilas, retrasó en gran medida la llegada de las reses al plantel.
Finalmente se cobraron 15 venados, de los que destacaban cuatro de muy buen porte, uno con 15 puntas, 9 jabalíes, destacando un buen navajero, y unas veinticinco ciervas que completaban el plantel.
Hubo puestos afortunados como el uno del Cierre de la Casa, ocupado por José Romero, quien consiguió hacerse con tres bonitos venados, o el ocho del Cierre de la Carretera, donde el amigo Manuel consiguió abatir el mejor jabalí de la jornada. El mejor venado lo consiguió cobrar el número siete de la Armada de la Najarra. Un servidor fallaba en el seis de la Armada de Rafita un cochino y quedaba herido un venado que no fue posible cobrar. También en el número cuatro del Cierre del Río el amigo Francisco consiguió hacerse con dos jabalíes, y el número cinco de este mismo cierre lograba dos ciervas y una tremenda jabalina.
En fin, la montería estuvo entretenida y el agua respetó, poniendo así en marcha el último fin de semana para este club de Monteros de Encinasola.
Una crónica de Carlos Casilda.

FICHA MONTERÍA
Organiza: Monteros de Encinasola
Finca: Valdelosajos
Mancha: Los Lanchares
Fecha: 11 de febrero de 2017
Término municipal: Encinasola, Huelva
Tipo de finca: abierta, 750 ha
Puestos: 48
Rehalas: 15
Venados: 15
Jabalíes: 9

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.