El SCI lucha por las importaciones de oso polar en la Corte Suprema de EEUU

Safari Club International (SCI) ha presentado una petición ante la Corte Suprema de EEUU pidiendo que el Servicio de Vida Salvaje y Pesca de este país revoque la catalogación del oso polar como especie amenazada bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción de EEUU. Después de su inclusión, la financiación privada para su conservación generada a través de la caza se evaporó. Con la presentación de esta petición, SCI está tratando de corregir esta mala política.

El presidente del SCI, Craig Kauffman, afirmó que el oso polar “goza históricamente de altos números de población y ocupa toda su área de distribución histórica. Canadá cuenta con el mejor programa de conservación del mundo para sus poblaciones de osos polares. La inclusión de esta especie se basó en especulaciones sobre el impacto del cambio climático en su hábitat, y esto ha hecho a la especie más daño que bien”.

La catalogación llevó a la prohibición de la importación de trofeos de osos polares de Canadá por parte de los cazadores estadounidenses. Antes de la prohibición éstos habían sido autorizados a importar los trofeos abatidos en seis grupos poblacionales de Canadá, importaciones que generaron casi 1.000.000 dólares en honorarios que se utilizaron para la investigación y la conservación del oso polar en EEUU y Rusia. LA inclusión del oso polar como especie amenazada eliminó estas fuentes de dinero destinado a la conservación, en detrimento de la especie.

El SCI alegó ante el Tribunal Supremo que la inclusión era contraria a la Ley de Especies en Peligro de Extinción por varios motivos. En primer lugar, el el Servicio de Vida Salvaje y Pesca de EEUU no demostró que el oso polar cumpla con la definición de una especie amenazada ni explicaron su conclusión como “amenazada”, a pesar del hecho de que las estimaciones de este Servicio indican que entre 6.000-8.000 osos polares existirán de ahora a dentro de 45 años. Y, en tercer lugar, no tomó en cuenta el exitoso programa de conservación que está llevando a cabo Canadá, en el que se incluye la caza, antes de realizar esta catalogación a esta especie.

La Corte Suprema probablemente decidirá si revisa el tema del oso polar en otoño. 

Deja un comentario