El Congreso rechaza el plan para permitir la caza y la pesca de especies invasoras

El Partido Popular se ha quedado finalmente –casi– solo en su proyecto para cambiar la ley y permitir que algunas especies invasoras siguieran nutriendo los cotos de caza y pesca. Tras un cambio de criterio, el PSOE y Ciudadanos se han sumado a Unidos Podemos para rechazar en el Pleno del Congreso el trámite de modificación de la ley de biodiversidad presentada por el Grupo Popular a principios de junio y que consideraba que las variedades introducidas antes de 2007 podrían seguir siendo trofeo cinegético.

La proposición estaba pensada para sortear la prohibición sobre estas especies que había decretado una sentencia del Tribunal Supremo. Y había puesto de acuerdo al PP, PSOE y Ciudadanos en febrero pasado al votar a favor de iniciar este camino en la Comisión de Medioambiente.

El texto argumentaba que se permitiría el aprovechamiento de animales como el arruí o la trucha arcoiris para evitar que se extendieran a zonas libres. Bastaba con que hubieran llegado antes de 2007 y que las comunidades autónomas dibujaran las áreas en la que estaban asentadas. El PP había escogido una vía rápida como la modificación mediante propuesta de ley para tener lista la aministía en un par de meses.

Sin embargo, el PSOE y Ciudadanos han cambiado su postura a la hora de debatir la toma en consideración de la propuesta y ha trastocado la correlación de fuerzas. “No han contado con nadie”, ha dicho el diputado socialista Manuel González Ramos al anunciar el voto en contra de su grupo. El PP había sumado algún aliado como Foro Asturias o el PNV. Su portavoz Joseba Aquirretxea ha admitido: “Este cambio beneficia económicamente a ciertos sectores. ¿Perjudica al medioambiente? Pues no”, ha justificado. Justo lo que le ha afeado ERC al explicar que el cambio “está hecho a medida de los intereses de los sectores de caza y pesca”.

Otro de sus supuestos aliados en este proyecto, Ciudadanos, también se ha mostrado más tibio que hace meses en los pasos previos. El diputado Toni Cantó ha asegurado que el PP ha descartado un proyecto de ley nuevo desde el Ejecutivo “porque necesitaría unos informes técnicos que iban a ser negativos”.

“Era un paso más en la contrarreforma ambiental del Partido Popular”, ha analizado el diputado de Unidos Podemos, Juantxo López Uralde al rechazar la moción. Tras los cambios en la ley de montes, la de evaluación ambiental o la de costas, “quedaba la de biodiversidad”, contaba Uralde. El diputado considera que hay soluciones para los sectores afectados por la erradicación de ciertas variedades como el cangrejo rojo americano. Sin desmantelar la ley de biodiversidad, “uno de las mejores herramientas para luchar contra las exóticas”.

Fuente: eldiario.es

Deja un comentario