Reglas básicas para la caza del búfalo

Reglas básicas para la caza del búfalo recoge en un breve articulo algunas ideas que todo cazador deberia tener en cuenta antes de enfrentarse a una caceria de este animal.

1/ Asumir la peligrosidad de nuestro oponente

El búfalo cafre africano es el animal que más cazadores mata cada año. Cazadores que se cuentan tanto entre los cazadores de todo el mundo que visitan África cada año para hacer un Safari que los enfrente a los peligrosos bóvidos, como a los Cazadores Profesionales (PH) que los guían, y que en ocasiones acaban dando la vida protegiendo a sus clientes.

Cuando el cazador europeo decide que quiere cazar un búfalo, debe ser consciente que nada tiene que ver con la caza que haya realizado previamente en su país, y que tampoco tiene nada que ver con la caza de antílopes que haya podido realizar en otros Safaris.

El búfalo cafre es un oponente formidable, duro, difícil de matar, y con un carácter muy agresivo. La primera vez que se nos queda mirando un cafre, con el morro en alto y cara de pocos amigos… sabemos que nos hemos buscado un enemigo complicado.

Para enfrentarse con garantías a la caza del búfalo, lo primero que debemos tener es “actitud”, y ser conscientes de lo que vamos a hacer. Eso nos permitirá darle la importancia que tiene, y poner nuestros cinco sentidos en dar el 100% de nosotros mismos como cazadores, y así minimizaremos los riesgos que correremos.

2/ Elegir un calibre suficientemente contundente

El búfalo no es animal al que podamos enfrentarnos con calibre ligeros. El mínimo legal con el que lo cazaremos en la mayoría de países Africanos, y que podemos considerar también calibre mínimo “de seguridad” es el 375 H&H.

El 375 H&H con su proyectil estándar de 300 grains, es el calibre que más búfalos mata cada año. No porque sea el calibre ideal, sino porque es el calibre pesado más extendido, el que más cazadores poseen en sus armeros, y por eso el más utilizado. Es un calibre fantástico, con excelentes propiedades balísticas, pero el 375 H&H debe considerarse un mínimo, no creamos que llevamos en las manos “un cañón” que va a hacer volcar a un búfalo a la primera, en cuanto lo toque una bala de nuestro 375 H&H.

Mi experiencia que es que los búfalos a los que les alcanza un bala del 375 H&H, aun con buena colocación del disparo, suelen correr heridos con el resto de la manada, para acabar doblando unos cientos de metros más adelante.

Si queremos un calibre idóneo para búfalo, por contundencia y poder de parada, nos iríamos un pasito hacia arriba, a rifles de calibres como 404 Jeffery, 416 Rigby, 416 Rem Mag, o 458 Win todos ellos montan puntas de 400 grains.  La punta de 400 grains es mucho más contundente, y su efecto de nota inmediatamente en el búfalo que recibe el disparo, que inmediatamente acusa en su comportamiento el impacto recibido.

El poder de parada de estos calibres, con sus proyectiles de 400 grains, es tremendo, cosa que agradeceremos especialmente si las cosas se ponen feas, y realmente tenemos que parar la carga de un búfalo herido, una de las mayores pesadillas de cualquier cazador profesional.

Seguir leyendo: [CLICK AQUÍ]

Deja un comentario