El Seprona descubre un cortijo lleno de trofeos de ciervos y jabalíes en Alcóntar

La Guardia Civil ha imputado a una persona y mantiene abierta la investigación

Fuente: Elalmeria.es – María José Uroz, Almería, 11/04/2012

Agentes de Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil han imputado a un vecino del municipio de Alcóntar por un delito de caza, después de que los guardas forestales que realizaban sus funciones en la zona descubrieran en el paraje de El Saúco, de dicho municipio, un cortijo con un importante número de cabezas de ciervo y también de jabalíes (lo que en el argot de los cazadores se suele denominar trofeo).

También localizaron numerosos animales despiezados de procedencia desconocida. En el dantesco escenario se encontró gran cantidad de kilos de carne de la parte del jamón del ciervo principalmente.
Según ha podido saber Diario de Almería, los hechos ocurrieron hace apenas una semana, cuando los guardas localizaron cerca de unas ruinas restos de ciervos y pieles que se estaban secando al aire libre para utilizarlas, presuntamente, como elemento decorativo. De inmediato, procedieron a alertar a la Guardia Civil del hallazgo y una vez que los agentes del Seprona se desplazaron hasta el lugar, descubrieron el botín que había escondido en el cortijo.
Fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería confirmaron a este periódico que el cortijo donde se han intervenido las piezas de caza se encuentra dentro de un coto de titularidad pública. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas imputaciones e incluso detenciones, por un delito de caza o por un delito contra la flora y fauna. La Guardia Civil trabaja ahora en la confección de las correspondientes diligencias del caso.
El gran número de piezas de animales que fueron intervenidas por los agentes da indicios de la gran actividad que el imputado tenía en el tema de la caza de este tipo de animales, para la que no tenía permiso.
Las cabezas de ciervo, macho montés y jabalí se han convertido en los últimos años en un codiciado trofeo cuya venta en el mercado ilícito puede superar los 4.000 euros, según han indicado aficionados a la caza mayor en la provincia de Almería. Las cabezas de mayor valor son las de los machos, por el hecho de tener cuernos. Además, dependiendo del número de puntas en la cornamenta, el valor es mayor o menor.

Deja un comentario