Nueva protesta en Villardeciervos contra los daños de la fauna

Fuente: LaopinióndeZamora.es – A. Saavedra, 26/04/2012

La Alianza por la Unidad del Campo, que agrupa a las organizaciones profesionales UPA y COAG, han convocado para el sábado una manifestación por la falta de respuestas de la Administración por los daños de la fauna y en demanda de políticas más sensibles con las necesidades de la población de nuestros pueblos.

La Alianza ha hecho un llamamiento a todos los habitantes del medio rural a manifestarse en Villardeciervos, a partir de las 12 de la mañana, para protestar contra la política medioambiental de la Junta de Castilla y León.

Las organizaciones mayoritarias en la comarca recalcan que «la Administración regional no está ofreciendo respuestas adecuadas a la problemática derivada de los daños que está ocasionando la fauna silvestre tanto en los cultivos y pastos como en las cabañas ganaderas».

Daños que como denuncian las organizaciones «están soportando los agricultores y ganaderos» mientras que la fauna, lejos de estar controlada, «está en expansión» por todo el territorio provincial, especialmente en aquellas zonas periféricas de las Reservas, como es el caso de la Sierra de la Culebra, «sin que la Administración tome la más mínima medida de control, ni obligue a los cotos de caza a realizarlos» denuncian los convocantes.

Habitantes y ayuntamientos se encuentran además con el problema de la reducción «de presupuestos destinados a la gestión de los espacios protegidos, hasta tal punto que no les permiten acometer a su costa ni las típicas siembras para alimentación de la fauna, por lo que los daños en cultivos y ganados son cada vez mayores».

Se eliminan ayudas como las de los planes silvopastorales, ayudas a los ganaderos que se venían demostrando de gran interés medioambiental en prevención de incendios, pues permitían desbroces, quemas controladas, además de desaparecen las ayudas a las Zonas de Influencia Socioeconómicas (ZIS) que permitían realizar inversiones para el desarrollo de zonas con fuertes limitaciones naturales.

Por otra parte, el sector agrario y la población del medio rural en general, se ven sometidos a una permanente vigilancia y persecución por parte de las fuerzas del orden y de los agentes medioambientales, con limitaciones de accesos a caminos rurales y «matando incluso a los animales de compañía de forma impune, todo ello con el fin de causar la mínima molestia a la fauna». Así mismo, existe el riesgo de reducción de personal sanitario en atención del Medio Rural, con población fuertemente envejecida y dispersa.

Deja un comentario