Castilla-La Mancha podría volver a autorizar la caza de muflón y arrui

muflon

Fuente: EuropaPress.es /Toledo, 28/04/2012

El Consejo Regional de Caza de Castilla-La Mancha ha elaborado un borrador del Reglamento de Caza de la región que introduce, como principal novedad, la calificación del muflón y el arruí como especies cazables y la ampliación de una semana del periodo de caza en cotos comerciales.

Aunque este borrador aún debe contar con el visto bueno de las Cortes Regionales para entrar en vigor, de salir adelante tal como está el periodo de caza se ampliaría en una semana, desde el 1 de octubre al 28 de febrero, aunque solo «en los cotos intensivos cuyos titulares sean empresas turístico cinegéticas», ha explicado a Europa Press el presidente de Aproca, Luis Fernando Villanueva.

Además, se podrían cazar muflones y arruíes, especies que hasta ahora no estaban contempladas en el Reglamento de Caza y, en el caso concreto del muflón, se incluiría dentro de la categoría de «especie comercializable en vivo». Hasta el 2007 el muflón era un especie cazable, pero con la Ley de Patrimonio Natural se prohibió la caza de aquéllas especies consideradas exóticas, por lo que surgió la duda sobre la definición del muflón y se prohibió su captura.

Villanueva asegura que se ha podido demostrar que el arruí está «muy bien adaptado» en la región, sobre todo en zonas de la provincia de Cuenca, lo que habría posibilitado su vuelta al catálogo de especie cazable.
 
Iluminación y visión nocturna en esperas
Pero esas no son las únicas novedades del Reglamento de Caza. Otra de las destacadas es que se permitirá utilizar faros, linternas y aparatos de visión nocturna para la realización de aguardos al jabalí, «siempre que no estén acoplados al arma ni tengan un sistema de puntería». Para Villanueva, esta medida es «muy importante», ya que evitará posibles accidentes y ayudará a seleccionar la calidad del ejemplar a abatir.

Asimismo, se incluye el lanceo de jabalí a caballo como nueva modalidad de caza y, en la caza nocturna, además del jabalí, se permite cazar al resto de especies de caza mayor «con permisos excepcionales» como, por ejemplo, en caso de excesos poblacionales.

También se autoriza la posibilidad de que los ganchos y las batidas se puedan organizar sin el empleo de perros y, si entre cotos vecinos se ponen de acuerdo, para la caza de la perdiz con reclamo no sería necesario cumplir la distancia entre puestos y lindes de 250 metros.

Modificación de la Ley de Caza
Por otra parte, el presidente de Aproca ha hecho referencia a la promesa realizada en su día por la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, de introducir cambios en la Ley de Caza de Castilla-La Mancha, cuya última modificación data de 1992.

Villanueva ha señalado que aunque las asociaciones cinegéticas abogan por un cambio completo de dicha normativa, pues habría que cambiar 50 de los 60 artículos de Ley, «pero lo que más urge es toda la parte burocrática, ya que tenemos una normativa que dificulta tanto al cazador como al gestor».

Deja un comentario