La nueva Ley de Caza de CLM, sin lanceo de jabalí

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha recibido esta semana el anteproyecto de la nueva Ley de Caza, un documento que el Gobierno de Emiliano García-Page aseguró desde sus inicios que modificaría, al considerarlo falto de un consenso social mínimo. La apuesta del  Ejecutivo es, según afirman fuentes de la consejería, “total” por la caza social, ya que no se pretende terminar con la actividad cinegética, pero sí terminar con una ley que carecía de diálogo y que había llevado problemas a múltiples colectivos, publica eldiario.es.

El nuevo texto propone cambios en los aspectos más polémicos de la legislación cinegética de Castilla-La Mancha. Por un lado, el nuevo documento señala que se ampliará la incompatibilidad de la caza del tiro de pichón y codorniz a cualquier otra especie, que suponga el lanzamiento de los animales u otros métodos que pudieran considerarse crueles como el lanceo de jabalí. Fue el Gobierno de María Dolores de Cospedal el que modificó el Reglamento de Caza en 2012 para permitir esta modalidad, argumentando que ya se hacía en otras comunidades autónomas y que era generadora de riqueza.

Medio rural libre

Organizaciones como Ecologistas en Acción criticaban duramente un determinado artículo de la Ley de Caza aprobada por el PP. Se trata del 27, en el que se prohibía “cualquier acción que pretenda espantar a las especies de caza existente en terrenos ajenos”, dentro del que se incluía también la recogida de setas u hongos. La organización señalaba así que se le daba “prioridad a la protección de la caza” frente a los derechos de acceso del resto de usuarios del medio natural.

En el nuevo anteproyecto, sin embargo, la Consejería asegura que se ha modificado este articulado para eliminar la “inquietud suscitada” en relación precisamente a la compatibilidad de la actividad cinegética con el uso público del medio natural. También, el nuevo documento quiere acabar con la denunciada prioridad a los cotos intensivos, priorizando los sociales.

El texto recupera la figura de los cotos sociales para fomentar la caza “en igualdad de oportunidades” para los cazadores de la región. Fuentes de la Consejería señalan que debido al antiguo texto de la ley hubo problemas en cotos de pueblos alrededor de la región y que, incluso, algunos de ellos tuvieron que cerrar. Además, se pretende adoptar los mecanismos “necesarios” para que las figuras de zonas colectivas de caza, que consideran de “marcado” carácter social”, puedan implantarse sin necesidad del desarrollo reglamentario.

Licencias de caza y pesca gratuitas para los jubilados

Entre otros cambios, el nuevo documento propone que se modifique la Ley 9/2012, de 29 de noviembre, de Tasas y Precios Públicos de Castilla-La Mancha y otras medidas tributarias, para acabar con las tasas de licencia de caza y pesca a los jubilados mayores de 65 años. Así, la ley pretende facilitar la actividad a los ciudadanos de la región “con menos recursos”.

Una serie de medidas propuestas en la ley darán más poder a la Administración regional para intervenir en la conservación de los distintos hábitat que se vean afectados por las especies cinegéticas. De este modo, abogan por fomentar el uso de la munición sin plomo, siempre que sea una posibilidad viable. Finalmente, el nuevo anteproyecto pretende adecuarse a la Ley de Conservación de la Naturaleza de Castilla-La Mancha para potenciar la lucha contra el uso ilegal del veneno en el Medio Natural.

Finalmente, la propuesta señala que, dentro de la graduación de las sanciones, se incluye la posibilidad de que las mismas puedan relacionarse “en determinados casos” con el beneficio obtenido, para eliminar la posibilidad de que la infracción sea rentable.

Publicado en eldiario.es.

Deja un comentario