Investigado un madrileño por actos de furtivismo en Ávila

El Seprona de la Guardia Civil está investigando un vecino de Madrid como presunto autor de un delito contra la flora y la fauna.

El pasado mes de mayo, mientras la Guardia Civil realizaba operaciones destinadas a controlar el furtivismo, el Servicio de Protección a la Naturaleza localizó en la finca y coto privado de caza Pancaliente, de Narrillos de San Leonardo (Ávila), un lazo metálico para la caza de animales.

Los lazos suelen ser cables de acero y grosor variable, con una lazada a un extremo, de nudo corredizo y fijado al suelo; el otro extremo se coloca en un árbol, dispuesto a la altura de la cabeza de la pieza que se quiera cobrar: conejos, zorros, jabalíes, etc. De este modo el animal queda atrapado por el cuello y se ahorca a sí mismo al intentar liberarse.

En esta ocasión, el lazo era una cable metálico de los que se usan en los frenos de las bicicletas y camuflado en la vegetación. Se hallaba atado al tronco de una encina hasta que los agentes del Seprona lo desmontaron, haciendo que pareciera que continuaba en uso.

Se activó un dispositivo esporádico de vigilancia y se instalaron medios técnicos para localizar al autor, con lo que en agosto se identificó a una persona con domicilio en Madrid y siete lazos sin freno en la zona (cuatro activos y tres inactivos) más una caja trampa, pero sin ningún animal atrapado.

Se procedió a intervenir y depositar los lazos y la caja trampa en la Comandancia de la Guardia Civil, a disposición judicial e instrucción de diligencias por un presunto delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos.

Fuente: elnortedecastilla.es

Deja un comentario