La falta de lluvias incide negativamente en el tramo inicial de la temporada montera

La falta de precipitaciones también va a incidir de una forma negativa en la temporada de monterías que está a punto de comenzar en el municipio de Andújar, que ostenta desde hace décadas el distintivo de la capitalidad.

Así se desprende de los testimonios de los principales organizadores de monterías del municipio “se presenta una campaña buena, pero las cuernas han bajado de calidad por la falta de lluvias que se cortaron en la primavera y si siguen estos calores, en octubre vamos a tener problemas para montear”, aventura Luis Miguel Chamocho, quien no obstante objeta que las monterías están empezando a remontar tras haber sido golpeadas por la crisis. “Eso sí mantengo una línea de puestos más barata”. Una las máximas de sus monterías es el dialogo directo con sus clientes.

Luis Miguel Chamocho hace una valoración muy positiva de la reciente valoración del I Salón de la Montería, en la que han participado las tres principales organizaciones monteras de la ciudad, y propone que se hagan más actividades en la ciudad para atraer a los monteros, “se pueden hacer campos de tiro al plato y concursos de rehalas”, cita como iniciativas. En esta temporada ha organizado 10 monterías desde el 14 de octubre y hasta el 4 de febrero.

Alberto Gómez es integrante de otra saga de organizadores de monterías en la ciudad, que han superado los efectos devastadores de las llamas del verano del año pasado, que sufrió su nave de despiece en el polígono La Estación. Este año se han llevado una caracola de plata en los premios prestigiosos que convoca cada año la revista ‘Caza y Safaris’. Estuvieron nominados a tres premios. Aparte de organizar las monterías, exportan su carne de caza para el centro de Europa. En plena temporada trabajan unas 40 personas. También ofrece su propio servicio de catering.

Calidad óptima

Otro organizador de monterías, José Santiago Vicaria, vaticina una campaña con una calidad media -alta, pese a que este tiempo seco no está acompañando, «estamos preparando muy bien a los animales», explica. También explica que las monterías se están recuperando paulatinamente de la crisis económica. José Santiago explica que Andújar goza de una enorme fama en el mundo de las monterías al ostentar su capitalidad “porque está dentro una de las sierras más importantes como es Sierra Morena con fincas emblemáticas y aparte supuso el germen de las monterías que tienen su fama por la calidad”, especifica.

Este conocido montero añade que cada montería proporciona entre 50 y 60 puestos de trabajo. Este fin de semana ha iniciado su campaña de monterías que se extenderá hasta el día 4 de febrero. Su organización ha incorporado este año fincas nuevas para los monteros. Andújar se ha ganado el sobrenombre de ‘Capitalidad mundial de las monterías’, con el prestigio adquirido y labrado a lo largo de los años, con la impresión en los lienzos de grandes artistas y su inmortalización literaria, exornada de versos y estrofas.

Un monumento a la entrada de la ciudad recuerda a los visitantes que se adentran en uno de los grandes santuarios de las monterías. Este prestigio se lo ha cimentado con el paso de los años, porque en el entorno de la Sierra de Andújar se empezó a mediados de la década de 1940 a organizarse las monterías por invitación, hasta organizarse en sociedades que ya las diseñaron como negocio. Gente de la alta nobleza española que poseía fincas en la sierra inició esta actividad en Andújar a nivel nacional.

Gastronomía y turismo

Responsables de establecimientos hoteleros de la ciudad señalan que una de las temporadas altas del turismo en la ciudad coincide con los fines de semana donde se desarrollan las monterías, aunque se ha reducido su actividad en torno a un 50% ( incluso más) con motivo de la crisis económica, cifra que empiezan a mejorar.

Las monterías de Andújar están impresas en grandes lienzos y muy ligadas a la gastronomía de la zona, porque en sus platos no suele faltar la carne de monte o de gamo, o el chorizo de ciervo. En torno a un centenar de personas suelen participar en una montería del entorno, porque a los monteros hay que sumarles los muleros, transportistas, taxidermistas, los postores, podenqueros, secretarios, camareros, cocineros, más los amigos y familiares de los monteros.

Fuente: andujar.ideal.es

Deja un comentario