‘Los Albarderos-La Rivera’, por Monteros de Encinasola

albarderos-y-malagoncillo-158-monteros-de-encinasola-17-11-16-8-29-52

El sol lucía en lo alto en la mañana del pasado 12 de noviembre, cuando Monteros de Encinasola había citado a treinta de sus habituales en el cortijo de la finca onubense de ‘Los Albarderos’.

Con un desayuno cuidado al extremo mimaba la organización a los asistentes mientras esperaban el momento del sorteo de las treinta posturas con las que se iba a cazar esta bonita finca.

La mancha en cuestión, la de ‘La Rivera’, está compuesta de una sierra que vierte al río, repoblada de eucaliptos y con un fuerte y apretado monte espeso de jaras. Lugar perfecto para el encame de los cochinos, sobre todo, teniendo en cuenta la proximidad al agua y el calor que se está sufriendo en este comienzo de temporada.

El sorteo y la colocación de las armadas fue rápido y no se quiso demorar la suelta, que se producía unos minutos pasadas las doce del medio día.

Ya antes de la misma se tenía conocimiento de que se habían abatido varios jabalíes que, movidos por el tránsito de vehículos y personas en el pequeño cazadero, habían hecho acto de presencia en las posturas.

Poco tardaron los canes en dar con los abundantes cochinos, que corrían en dirección a las puertas, produciéndose los primeros lances propiamente monteros.

Desde días antes de la montería se tenía conocimiento de que un muy buen cochino rondaba el cazadero y, precisamente, durante los primeros compases monteros dio la cara, siendo levantado por las rehalas que cazaban la mano de Carlos Rubio, Santi de Cumbres y Manuel Caballero, emprendiendo la huida dirección al río en estrepitosa carrera, perdiendo los perros en la parte baja de la finca, donde, en un acto de picardía, intentó asomarse al raspadero por la postura que ocupaba la montera Teresa Hijano, quien con mano diestra lo abatió de certero disparo.

La montería continuó con intensos lances repartidos por casi todas las posturas, que disfrutaron de un maravilloso día, soleado, sin viento y con mucha caza tanto de ida como de vuelta.albarderos-y-malagoncillo-158-monteros-de-encinasola

Sobre las tres de la tarde,se retiraba a los monteros de sus puestos y se comenzaba con la labor de recogida de las abundantes reses, en este caso jabalíes, que terminaron de llegar al plantel sobre las cinco de la tarde.

Una estupenda comida esperaba a los cazadores en el jardín del cortijo, con un paisaje maravilloso y en un entorno idílico, con todo lujo de detalles cuidados por parte de Monteros de Encinasola y de la familia García, todo ello para esperar que se completara el plantel de una buena jornada montera.

Destacaron posturas como la del amigo Íñigo, quien con mano diestra se quedó con once jabalíes, o la de José Manuel Mariscal abatiendo 5, o la de Jesús Correa que se quedó con 4, Javier Charlo también con otros 4. Hubo muchas posturas de dos y de tres. También destacar la de la anteriormente mencionada Teresa Hijano, quien se hizo con el cochino de la montería y una cochina.

Finalmente, 74 jabalíes se mostraron en el tapete, llegando uno más sobre las ocho de la tarde, que se había quedado olvidado junto a los remolques de los perreros, y los mismos, al ver que nadie venía a recogerlo mientras esperaban los perros perdidos, lo acercaron a la junta, acto loable y de agradecer.

Una crónica de Carlos Casilda Sánchez

FICHA MONTERÍA
Organiza: Monteros de Encinasola
Finca: Albarderos
Mancha: La Rivera
Localidad: La Granada de Riotinto (Huelva)
Fecha: 12-11-2016
Puestos: 30
Rehalas: 25
Tipo finca: abierta
Nº ha monteadas: 200
Jabalíes: 75

Deja un comentario