‘El Machado’ organizada por Monteros de Siempre

El Hotel Leo de Monasterio era el lugar escogido por Monteros de Siempre para reunir a sus cazadores en la mañana del pasado 1 de noviembre.

Con unas temperaturas que no tenían nada que ver con las que hasta el momento se habían tenido, estas ya mas propias del mes en el que nos encontramos, recibía el día a los monteros.

Sobre las nueve y cuarto de la mañana daba comienzo Isaac Álvarez al sorteo de las posturas, para cazar la bonita finca de ‘El Machado’.

Una finca escarpada, de pinar entremezclado con eucalipto y monte bajo apretado en la mayoría de su extensión, hacía presagiar una buena jornada, esperando la caza en la parte de la umbría más que en la solana.

Desde la colocación de los cierres se pudieron escuchar disparos dispersos, lo que indicaba que la caza se estaba moviendo con el transitar de los vehículos. Así, un servidor se hacía con un venado antes de soltar.

Pasadas las once y media se soltaban los perros y comenzaba una montería donde el ir y venir de ladras, reses, perros y perreros no cesó en todo su transcurso.

Los disparos se escucharon de principio a fin con rachas intermitentes hasta que pasadas las dos de la tarde, se retiraba a los monteros de sus posturas.

Así, Francis Carretero se hacía con un buen navajero en un lance peculiar. Tenía el vehículo en el mismo puesto, y al entrar el jabalí acertó de pleno detrás de la oreja y rodando quedó detrás del vehículo. Se acercó a ver las dimensiones del marrano cuando éste, atolondrado por el disparo, la emprendió a bocados con nuestro montero que subió al coche por el maletero, fue entonces cuando el malhumorado cochino se parapetó debajo del Toyota, esperando saliese nuestro amigo del vehículo. Así lo hizo y el marrano detrás de él, con intenciones de darle su merecido, y entonces a porta gallota le descerrajó un segundo disparo que volvió a tumbarlo. Todavía no cesó ahí el cuento y fue necesario otro disparo para frenar las ansias de venganza del animalito.

José María Romero se hacía con otro buen navajero de certero disparo. También resultaba agraciado en suertes José Díaz con un bonito venado, al igual que José Antonio González.

El puesto cinco de la traviesa del repetidor, ocupado por Juan Carlos Roldán abatía otro jabalí de magníficas defensas al igual que Carlos Sánchez Ramos que ocupaba el tres del cierre de la habana.

Pero el mejor jabalí fue para Manuel Tejón, que vio como se le colaba por el viso en una primera instancia seguido muy de cerca por toda una rehala. Por seguridad no jugó lance con él y después de más de media hora de intensa persecución, ladras y despistes, el jabalí decidió volver por los mismos pasos, y fue justo entonces cuando Manuel, de certero disparo, se quedó con él.

Finalmente, el plantel mostró un total de 25 venados y 15 jabalíes, destacando los cinco navajeros nombrados y otros siete venados de muy buen porte.

Además, hicimos novio al amigo Sergio con un precioso venado de 14 puntas, en un lance que, relatado de su propia boca daba gusto escuchar.

Le cumplió el venado a su postura, y pidiendo permiso a su padre jugó lance con él, de dos disparos con su escopeta del 20 que resultaron traseros y perdiendo mucha sangre, consiguió el venado enderezarse y emprender la huida, pero ésta fue cortada por un compañero que ocupaba el puesto contiguo, cobrándolo para alegría del pequeño montero.

El chaval quería hacerse novio con un venado y había respetado hasta el momento otras reses de pelo y cerda cumpliendo así su sueño, y con un venado de buen porte. ¡Enhorabuena, Sergio! y también felicidades a Isaac Álvarez por esta buena jornada por tierras pacenses.

Una crónica de Carlos Casilda.

 

FICHA MONTERÍA
Organiza: Monteros de Siempre
Finca: El Machado
Localidad: Monesterio (Badajoz)
Fecha: 1-11-2017
Puestos: 64
Rehalas: 25
Tipo de finca: abierta
Jabalíes: 15
Venados: 25

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario