Alegaciones de la AER al decreto ordenación de caza en Andalucía

images_wonke_actualidad_nacional_20120912_aer

La Asociación Española de Rehalas, en el seno de la Mesa Andaluza en Defensa de la Caza, plataforma que aglutina en esta comunidad autónoma a todas las entidades representativas del sector (plataforma promovida por la AER), tras varias sesiones de trabajo conjunto Mesa-Consejería, ha presentado a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía alegaciones con el objeto de mejorar la regulación de la rehala y de los perros de caza como medios auxiliares.

La ambiciosa propuesta de la AER pasa por ofrecer un concepto legal de rehala, sin precedente en la legislación cinegética española para pasar, a continuación, a aumentar el número de perros que la componen al subir en Andalucía  de 24 hasta un máximo de 30 acorde con otras autonomías, recogiendo en un solo artículo toda la legislación sobre la rehala que hasta ahora andaba dispersa en el texto.

Se plantea además que la Administración ceda espacios en los terrenos cinegéticos públicos para el campeo de las rehalas.

Se propone recoger expresamente el uso de arma blanca para el remate de reses que no estaba previsto en la legislación anterior, así como una mayor variedad de medios para poder mover los perros fuera de la acción de cazar (acollerados, atraillados, en carro de ejercicio o incluso sueltos siguiendo el modelo de la Ley nacional pero con nuestras aportaciones).

Además se han propuesto una serie de medidas de seguridad específicas y que consideramos básicas para perros y perreros como son:

– La prohibición de disparar a una pieza de caza cuando esté agarrada por los perros.

– La prohibición de disparar en línea con los perreros mientras estos no estén ocultos por el terreno.

– En monterías, ganchos y batidas no se podrá disparar hacia los visos.

Cuyo incumplimiento pasaría a ser denunciable y sancionable a partir de la aprobación del Decreto si se incluyen.

Todo ello sin perjuicio de modificar el régimen de responsabilidad por daños, cuando los  causados se deban al incumplimiento de la obligación de avisar por parte de los organizadores o de los propietarios de ganado de tenerlo recogido durante la acción cinegética, una vez avisados.

Por último se exige a la Administración un compromiso efectivo con las razas autóctonas andaluzas de perros de caza a través de condiciones más favorables en las órdenes de veda como ocurre en otras comunidades autónomas.

Este Decreto va a pasar en breve a la asesoría jurídica y la estimación oficial es que su publicación se produzca antes del comienzo de la próxima temporada. En todo caso desde la Asociación Española de Rehalas se le hará un seguimiento estrecho en todos sus trámites para defender estas propuestas.

Deja un comentario