Murcia elimina de la media veda la caza de la grajilla y la corneja

images_wonke_caza-menor_media-veda_20120910_mikel1

La Consejería de Agricultura y Agua de la Región de Murcia, a través de la Dirección General de Medio Ambiente, se plantea como objetivo mejorar la armonización entre actividad cinegética y piscícola de la Región de Murcia y la protección de la biodiversidad.

En el Consejo Asesor Regional de Caza y Pesca Fluvial celebrado el pasado 6 de mayo se abordaron asuntos como la orden que regula el ejercicio de la pesca fluvial para la temporada 2015-2016 y la orden sobre períodos hábiles de caza, entre otros, que obtuvieron el respaldo mayoritario de los miembros del Consejo.

La directora general de Medio Ambiente, Encarna Molina, que presidió la reunión, resaltó la necesidad de dotar con más medios materiales y humanos este departamento para ofrecer un mejor servicio, ante la creciente demanda del mencionado sector.

En el apartado de caza, se establece la apertura de la media veda el día 20 de agosto, con el fin de ajustar el período de caza a los datos anuales de reproducción de la especie. Se eliminan de la media veda especies como la grajilla y la corneja, que son muy poco cazadas en estas fechas, aunque se mantiene su caza en la temporada general.

La caza de hembras de arruí se adelanta a las mismas fechas de apertura de la temporada que el aguardo de jabalí, con el fin de controlar los daños agrícolas. La caza del faisán sólo se podrá realizar en cotos intensivos.

Se amplía la zona alta para la caza de perdiz con reclamo a la parte alta del municipio de Lorca, en base a un estudio realizado por la Federación de Caza y las zonas altas de Mula, según lo acordado en la reunión del Consejo.

El Consejo también aprobó los decretos de recuperación de especies y los planes de gestión de los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) que fueron presentados.

Las novedades más destacables se localizan en el apartado de pesca deportiva, donde sólo se consideran las especies autóctonas de peces, como el barbo y la carpa, excluyendo las especies exóticas, como el lucio, que se podrán pescar. Se mantienen como especies pescables la trucha arcoiris y el blac-bass, en aplicación de la normativa estatal vigente. Finalmente, se veda un nuevo tramo del Coto del Cenajo, en el río Segura, para la conservación de las especies.

 

Deja un comentario