La destrucción de marfil puede causar más problemas que soluciones

Una tonelada de marfil confiscado, además del marfil del Departamento de Estado para la Conservación del Medio Ambiente de Nueva York  y la Asociación de Zoológicos y Acuarios, fue destruido en Time Square.
Una tonelada de marfil confiscado, además del marfil del Departamento de Estado para la Conservación del Medio Ambiente de Nueva York y la Asociación de Zoológicos y Acuarios, fue destruido en Time Square.

El Servicio de Pesca y Vida Salvaje de Estados Unidos (FWS) cree que la trituración de marfil envía un mensaje a los traficantes y sus clientes de que Estados Unidos no va a tolerar su comercio ilegal.

Pero, según el Safari Club Internacional, parece que lo único que estos eventos aplastan es la esperanza de que algún día se vaya a poner fin al furtivismo. La Fundación del Safari CLub Internacional asistió al Times Square Ivory Crush, un evento donde los funcionarios estadounidenses aplastaron una tonelada de marfil, como apoyo publicitario para atraer la atención sobre los problemas causados ​​por el furtivismo de elefantes.

La trituración de las existencias de marfil puede parecer una estrategia efectiva de concienciación, pero muchos expertos sostienen que sólo perpetúa el problema. El aplastamiento o quema de enormes cantidades puede crear la percepción de que el marfil es más raro de lo que es y, por lo tanto, conducir a un aumento ‘artificial’ de su precio.

“Imagínese si los humanos destruyen todo el marfil almacenado hoy, que es más de 800 toneladas –afirman desde el SCI–. De repente, el marfil que portan los elefantes vivos se convierte en un material extremadamente raro y valioso”. Cuando se dispare este valor, como ha ocurrido con el cuerno de rinoceronte, la presión de la caza furtiva de elefantes se intensificará.marfil confiscado © Kelsey Williams-FWS

Además, el marfil, por derecho, pertenece a las naciones africanas en el que se originó. No es del FWS para que lo destruya. La destrucción por aplastamiento del marfil en esencia niega a las naciones africanas la capacidad de beneficiarse de su propio recurso natural. “Es por esto que no debemos seguir destruyendo marfil de elefante y alentando el mundo a hacer lo mismo”, afirma el SCI.

Deja un comentario