Los tecores del Parque del Xurés vuelven a sufrir el furtivismo


xures unac furtivismo

El presidente de la Asociación de Tecores del Parque Natural del Xurés (XURESTEC) localizó durante la noche del pasado domingo, día 23 de agosto, a tres individuos que estaban causando graves destrozos en los majanos y comederos que la Sociedad de Cazadores de Lobios (Ourense) había construido para mejorar las poblaciones de conejo y perdiz.

Fue durante una de las patrullas nocturnas que se viene organizando desde hace unas semanas por parte de la Sociedad de Cazadores de Lobios, cuando el propio presidente de XURESTEC detectó como de un turismo bajaban dos personas y se dirigían hacia uno de los majanos. Mientras tanto el vehículo desaparecía de la zona y volvía a los pocos minutos a recoger a las dos personas que regresaban de destrozar el majano. En total repitieron esta operación en tres majanos para conejos y dos comederos de perdices de los pueblos de A Vila, A Cela y Guende (Lobios).

xures unac furtivismo

A los pocos minutos del aviso, se personó en el lugar de los hechos una pareja de la Guardia Civil del puesto de Lobeira, que interceptó al conductor del vehículo e inició las correspondientes diligencias. Señalar que las tres personas denunciadas son socios de la propia Sociedad de Cazadores de Lobios y que ya fueron denunciados hace casi tres años por cazar una corza fuera temporada.

La Asociación de Tecores del Parque del Xurés espera que tras lo sucedido se ponga fin a los numerosos destrozos que han sufrido las instalaciones de la Sociedad de Cazadores de Lobios durante los últimos meses, y que ya habían sido reparadas gracias al aporte de una derrama por los propios socios, ante la negativa del propio Parque Baixa Limia – Serra de Xurés a colaborar con medios humanos o económicos en la reparación.

xures unac furtivismo

XURESTEC reclama una mayor vigilancia y coordinación entre la Xunta de Galicia, la Guardía Civil y la Policía Autonómica en los terrenos de Parque del Xurés, para acabar con los furtivos que campan a sus anchas y con casi total impunidad.

Deja un comentario