La FCCyL denuncia la escalada verbal de colectivo animalista radical

R-Captura Facebook Alfonso Codosero

La Federación de Caza de Castilla y León (FCCyL) denuncia la escalada verbal de colectivo animalista radical contra la actividad cinegética que viene desarrollándose a través de los medios de comunicación.

Desde su posición como entidad receptora de opiniones, inquietudes y quejas de los cazadores de Castilla y León, cada día encuentran más de estas últimas relacionadas con los ataques más o menos directos y más o menos agresivos del colectivo animalista radical contra los cazadores.

Los excesos verbales habituales y últimamente las acciones violentas como la sufrida por la sede de esta Federación en enero de este año y en varias ocasiones en la delegación de Soria ponen de manifiesto la catadura moral de aquellos que demuestran su pretendido amor a los animales a través del odio y la violencia contra las personas.

La FCCyL, en su nota de prensa, expone que los cazadores “estamos ya más que hartos de aguantar a quienes desde el refugio de internet, del papel o de cualquier medio de comunicación, insultan, provocan, amenazan e incitan al odio contra nuestro colectivo desde su idílica concepción de un mundo que no es el de la naturaleza real. No estamos dispuestos a tener que justificar continuamente una actividad ancestral, natural, legal y regulada, que practican cientos de miles de personas de toda condición en España, tras los insultos de cada sectario iluminado por los nuevos mesías animalistas salvadores del medio natural”.

La Federación en concreto, en esta ocasión, se refiere al ataque dirigido “no solo contra un colectivo más o menos difuso, sino muy directamente contra las personas que han perdido algún familiar en un accidente de caza”, por lo que se ven obligada a salir públicamente en su nombre y denunciar este tipo de canalladas. “Estamos hablando de los recientes comentarios en Facebook de un individuo, al parecer conocido propietario y amante de la raza de perros más “amiga” del lobo ibérico: el mastín español, que según dice brinda por la muerte de cada cazador en accidente de caza”.

Captura Facebook Alfonso Codosero

Esta “nueva provocación” desde las redes sociales, “especialmente mezquina y cruel”, pone de manifiesto “la calaña de algunos de estos radicales sin otra intención que incitar al odio contra un colectivo concreto”, por lo que será denunciado por esta Federación a la Fiscalía, que deberá valorar si es constitutiva de ilícito penal.

“Lo cierto es que todos estamos incluidos en un colectivo, ya sea por una afinidad, pasión, religión, etnia o género, y que la generalización y la provocación al odio contra cualquier grupo más o menos minoritario es propio de mentes totalitarias y peligrosas, además de bastante limitadas. Como cazadores, no estamos dispuestos a permitir que se siga criminalizando nuestra actividad y manipulando con mentiras a la opinión pública. Los argumentos y los datos nos sobran, sólo hay que saber trasmitirlos, no para convencer a los radicales, que no tienen remedio, para eso está la ley y los tribunales, sino para que la gente de bien entienda por qué la caza es necesaria y los beneficios de su práctica racional. Las provocaciones no conseguirán sino reforzar nuestro empeño en conseguirlo con más fuerza y medios”, concluye la entidad federativa.

 

Deja un comentario