La MEC pide que se debatan sus propuestas sobre SANDACH

 RP DE LA MESA D ELA CAZA

La Mesa Extremeña de la Caza, entidad que aglutina al 100% del sector cinegético regional, ha trasladado hoy a los grupos parlamentarios sus cinco propuestas sobre la gestión y tratamiento de los subproductos animales no destinados al consumo humano procedentes (SANDACH). En este sentido, la Mesa ha pedido a los partidos que aborden esas medidas en el seno de la Asamblea de Extremadura.

REUNION DE LA MESA DE LA CAZA CON EL PPLa Mesa Extremeña de la Caza (MEC) ha mantenido un encuentro con el Grupo Parlamentario Popular al tiempo que ha hecho llegar un documento con sus propuestas a los grupos políticos de Ciudadanos y PSOE que, por motivos de agenda, no han podido participar en esta ronda de contactos.

El asunto central de estos contactos es la normativa extremeña que desde el pasado 9 de noviembre obliga a que todo esos residuos animales que se genera en las acciones cinegéticas –esté infectado o no de tuberculosis— sea retirado por empresas autorizadas y trasladado a la única planta autorizada en Extremadura para su destrucción, situada en Almaraz.

La Mesa Extremeña de la Caza entiende que esta medida es de imposible cumplimiento al no existir empresas suficientes para atender a la demanda generada por las más de cien monterías que se celebran en Extremadura cada fin de semana y, de hecho, las recogidas se están demorando entre 48 y 72 horas de media.

Según explica la Mesa, “esta medida no se basa en evidencia científica alguna y ni siquiera está respaldada por la totalidad de los veterinarios del Servicio Extremeño de Salud, muchos de los cuales han expresado sus dudas al respecto”.

Además, los representantes del sector cinegético extremeño denuncian que las comunidades afectadas por la tuberculosis “a pesar de ser limítrofes, actúan de manera individual y, a veces, como el caso extremeño, improvisada y sin ningún sustento científico”. Por eso la Mesa Extremeña de la Caza apuesta por seguir el ejemplo de comunidades como Castilla-La Mancha, donde se establecen hasta cuatro opciones para eliminar el SANDACH: recogida controlada, eliminación en “puntos de depósito de restos cinegéticos” para la alimentación de las aves necrófagas, eliminación in situ, y eliminación in situ mediante enterramiento controlado.

Las cinco medidas concretas que ha trasladado la Mesa Extremeña de la Caza a los grupos parlamentarios son:
– Que la Junta deje de intentar que sea el sector cinegético el que cargue con toda la responsabilidad de la situación de la tuberculosis bovina.
– Que se apruebe una moratoria sobre esa norma a día de hoy inaplicable para que entre todos se busque una solución mejor y de consenso.
– Que la Junta espere hasta disponer de informes científicos que digan cuál es la mejor manera de luchar contra la tuberculosis bovina.
– Que se permita de manera temporal, y hasta que entre todos adoptemos nuevas medidas, que se entierren esos restos en cal y que se utilicen para alimentar a las aves necrófagas.
– Que se incluya a la Mesa Extremeña de la Caza en todos los órganos de participación y asesoramiento en los que se aborden medidas que afecten al sector.

Deja un comentario